Publicado 01/12/2021 14:35CET

Francia impone un test negativo de coronavirus a los viajeros procedentes de fuera de la Unión Europea

Archivo - Un centro sanitario que realiza test de coronavirus en Francia.
Archivo - Un centro sanitario que realiza test de coronavirus en Francia. - JULIEN DELFOSSE / DPPI Media / AFP7 / Europa Press

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno francés ha anunciado que se exigirá un test de COVID-19 negativo a todos los viajeros de fuera de la Unión Europea que aterricen en Francia, estén o no vacunados, una medida que responde al temor por la expansión de la variante ómicron de coronavirus, de la que ya se han detectado 13 casos "sospechosos" en Francia.

El portavoz del Ejecutivo, Gabriel Attal, ha especificado en rueda de prensa que quienes lleguen de países extracomunitarios deberán presentar una prueba realizada con un máximo de 48 horas de adelanto, estén vacunados o no. Los viajeros llegados a Francia desde la UE que no estén vacunados también tendrán que mostrar un test negativo realizado 24 horas antes.

Francia, que suspendió en noviembre los vuelos con algunos países africanos, como Botsuana, Namibia o Mozambique, retomará las conexiones con estas zonas a partir de este sábado, aunque solo se permitirá viajar a franceses, ciudadanos de la Unión Europea, personal diplomático y de la Marina, siempre y cuando al regresar al país se proudzca un aislamiento de siete días, ha explicado Attal en rueda de prensa.

En este sentido, el secretario de Estado de Asuntos Europeos de Francia, Clément Beaune, ha declarado en una entrevista este miércoles a la emisora francesa RTL que "veintitrés países europeos han tomado las mismas medidas (que Francia) para restringir el acceso o suspender vuelos".

Para leer más