Publicado 04/01/2022 23:23CET

Francia notifica un nuevo máximo de casos de coronavirus con más 270.000 en las últimas 24 horas

Un sanitario en un hospital de Vannes, en el noroeste de Francia.
Un sanitario en un hospital de Vannes, en el noroeste de Francia. - Marie Le Ble/ZUMA Press Wire/dpa

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades sanitarias de Francia han notificado este martes un total de 271.686 contagios de COVID-19, lo que constituye una cifra récord de infecciones diarias desde que comenzó la pandemia.

Las autoridades francesas constataron la anterior cifra récord el 30 de diciembre, cuando confirmaron 226.511 infecciones en 24 horas. En total son ya 10,5 millones de personas las que han contraído la enfermedad, de las cuales 124.563 han fallecido.

Además, más de 20.000 pacientes están actualmente hospitalizados con la enfermedad en hospitales franceses, una cifra que no vista desde el 21 de mayo. En concreto, son 1.145 más que el día anterior y 3.665 de ellos están internados en unidades de cuidados intensivos, según los datos recogidos por la prensa francesa.

Desde que comenzó hace poco más de un año el plan vacunación en Francia, casi 53 millones de personas han recibido al menos una dosis de la vacuna, de las cuales hay 25,5 millones que cuentan ya con una tercera dosis de refuerzo.

Con respecto a esta cuestión, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha cargado duramente este martes contra los movimientos antivacunas y sus simpatizantes, a quienes les ha criticado su "falta de moral" e "irresponsabilidad", acusándoles de intentar "socavar la solidez de una nación".

"Cuando mi libertad amenaza la de otros, me vuelvo irresponsable. Un irresponsable ya no es un ciudadano" ha dicho el presidente Macron sobre los cerca de cinco millones de franceses que todavía se resisten a ser vacunados contra el coronavirus en una entrevista para 'Le Parisien'.

"Yo no estoy para cabrear a los franceses (...), bueno a los no vacunados realmente quiero hacerles enfadar y lo seguiremos haciendo hasta el final, esa es la estrategia", ha dicho el presidente francés, quien ha defendido limitar "en lo posible" el acceso al ocio de estas personas.

"No les voy a meter en la cárcel, no les voy a vacunar a la fuerza. Hay que decirles que a partir del 15 de enero ya no podrán ir a un restaurante, ir a tomar un café, o ir al teatro, o al cine", ha subrayado Macron mientras la Asamblea Nacional continúa debatiendo el nuevo paquete de medidas propuesto por el Gobierno, en el que está el certificado de vacunación.

Contador

Para leer más