5 de junio de 2020
 
Publicado 23/05/2020 16:41:39 +02:00CET

Las fuerzas del Gobierno libio toman dos campamentos militares rebeldes cerca de Trípoli

Combatientes leales al gobierno de unidad de Libia en la capital, Trípoli
Combatientes leales al gobierno de unidad de Libia en la capital, Trípoli - Amru Salahuddien/dpa - Archivo

TRÍPOLI, 23 May. (DPA/EP) -

Fuerzas alineadas con el Gobierno libio reconocido por la comunidad internacional han anunciado este sábado su entrada en dos campamentos militares de los efectivos liderados por el comandante opositor Jalifa Haftar, en un nuevo avance para romper el asedio que el militar y su denominado Ejército Nacional Libio llevan meses efectuando sobre la capital, Trípoli.

El sábado, el portavoz militar del Gobierno de Trípoli, Mohammed Gnounou, ha confirmado que sus fuerzas han asaltado los campos de Al Yarmuk y Hamza, al sur de la ciudad.

"Nuestras heroicas fuerzas persiguen a los restos de la milicia terrorista de Haftar y continúan su progreso", ha agregado en su cuenta de Twitter sin dar más detalles.

Las fuerzas de Haftar, que tienen su base en el este de Libia, no han realizado comentarios al respecto, mientras los combates se han intensificado recientemente entre ambos bandos a pesar de los llamamientos internacionales para una tregua humanitaria y facilitar así la lucha contra el coronavirus.

Las fuerzas de Trípoli se hicieron durante la jornada de ayer con el campamento militar de Tikbali y han continuado su avance hacia Tarhuna, en el marco de "logros significativos" en la zona, según fuentes militares citadas por el diario 'The Libya Observer'.

Tarhuna es una localidad de importancia estratégica tomada por Haftar tras el inicio de su ofensiva contra Trípoli en abril de 2019. La ciudad, situada unos 80 kilómetros al sur de la capital, se encuentra en un cruce de carreteras que conecta con Joms, en la costa, y Bani Ualid, al suroeste.

A principios de esta semana, las fuerzas de Trípoli también tomaron la base aérea de Al Watiya, cerca de la frontera con Túnez, una base estratégica en la ofensiva de Haftar para capturar Trípoli.

Libia lleva sumida en el caso desde que una revuelta de 2011 derrocó al sátrapa Muamar Gadafi y se ha convertido en un campo de batalla dividido entre Trípoli y el este de Libia, cada uno de ellos con sus respectivos apoyos internacionales.

Contador

Para leer más