Publicado 21/09/2022 14:13

Las fuerzas palestinas alcanzan un acuerdo con milicianos en Nablús tras los últimos enfrentamientos

Milicianos palestinos en la ciudad cisjordana de Nablús
Milicianos palestinos en la ciudad cisjordana de Nablús - Nasser Ishtayeh/SOPA Images via / DPA


MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad palestinas han alcanzado un acuerdo con milicianos que operan en la ciudad cisjordana de Nablús para poner fin a unos incidentes registrados a última hora del lunes tras el arresto de dos miembros del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) por parte de la Policía palestina.

El acuerdo, alcanzado a través de un comité de facciones palestinas, contempla que las fuerzas de seguridad palestinas dejarán de detener a sospechosos buscados por Israel, a menos que hayan violado la legislación palestina, mientras que las autoridades se han comprometido a liberar a uno de los detenidos durante la jornada del lunes.

Asimismo, las autoridades procederán a liberar a los detenidos durante los disturbios registrados entre el lunes y el martes, a menos que sean responsables de saqueos o daños a la propiedad, al tiempo que declinan abrir procedimientos judiciales contra ellos, tal y como ha recogido la agencia palestina de noticias Maan.

Los enfrentamientos, que se saldaron con la muerte de un palestino, estallaron tras el arresto de dos miembros de Hamás buscados por las autoridades de Israel. Los detenidos son Musab Shtayé y Mohamad Tabila, considerados por Israel como objetivos principales tras la muerte el mes pasado de Ibrahim Nabulsi, comandante de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa --rama armada de Al Fatá--, durante una operación en Cisjordania.

La Autoridad Palestina mantiene lazos de seguridad con Israel y en ocasiones colaboran en operaciones antiterroristas, si bien se han visto dañados por lo que las autoridades palestinas consideran como pasos unilaterales del Gobierno israelí para socavar el proceso de paz, incluida la expansión de los asentamientos.

Así, la operación en Nablús tuvo lugar después de que las autoridades israelíes acusaran a las autoridades palestinas de no adoptar medidas contra milicianos en Cisjordania, tras el incremento de las operaciones durante los últimos meses, que han llevado a un aumento de las tensiones y la violencia en la zona.

Más información