Publicado 10/07/2015 03:46CET

El Gobierno oficial de Libia interceptará cualquier petrolero que se acerque a Ras Lanuf sin autorización

TRÍPOLI, 10 Jul. (Reuters/EP) -

El Gobierno libio reconocido internacionalmente ha advertido este jueves que sus fuerzas de seguridad interceptarán cualquier petrolero que se acerque al puerto de Ras Lanuf sin autorización, describiendo como "piratería" cualquier intento de alcanzar acuerdos con el Gobierno autoproclamado en la capital, Trípoli.

El Gobierno oficial ha operado el puerto desde el año pasado, cuando la coalición armada Amanecer de Libia se hizo con el control de la capital, manteniendo en el poder al Ejecutivo previo a la celebración de elecciones.

Esta semana, la Corporación Nacional del Petróleo, con sede en Trípoli, anunció el fin de la causa de fuerza mayor en el puerto, declarada en diciembre por el Gobierno oficial a causa de los enfrentamientos armados en la terminal.

Sin embargo, el presidente de la compañía designado por el Gobierno oficial Yusef Bu Saifi, ha recalcado que la causa de fuerza mayor sigue en vigor, advirtiendo de que cualquier petrolero que se acerque al puerto sin autorización será interceptado.

Varios buques extranjeros han sido atacados en el pasado frente a las costas de Libia por las diversas facciones armadas, generalmente debido a las sospechas de que transportaban armas a sus rivales.

La industria petrolera del país se ha visto gravemente afectada por el conflicto, y la mayoría de los campos y puertos petroleros han sido cerrados a causa de las huelgas y enfrentamientos. La producción es de menos de la mitad de los 1,6 millones de barriles por día que producía antes de 2011.

Para leer más