El Gobierno reconstruirá a la vez las zonas afectadas por los terremotos y por los incendios

Publicado 20/04/2014 21:43:51CET

SANTIAGO, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Gobierno de Chile, Álvaro Elizalde, ha anunciado este domingo que impulsarán de forma simultánea la reconstrucción en la costa norte, azotada por varios terremotos, y en Valparaíso, arrasada por los incendios.

"No los vamos a dejar solos. Vamos a ayudar a quienes lo perdieron todo para que puedan volver a iniciar su vida. Este Gobierno ha demostrado que cumple sus compromisos y el compromiso no es sólo con Valparaíso, sino también con el norte", ha dicho en una entrevista concedida a TVN.

Elizalde ha subrayado que "la reconstrucción se realizará en serio" en ambas regiones, recordando que la orden de las presidenta chilena, Michelle Bachelet, es "que estas tragedias sean una oportunidad para planificar".

"Eso quiere decir que las ciudades afectadas deben ser mejores, es decir, garantizar no solo viviendas de calidad, sino viviendas seguras, lo que implica estudiar, posiblemente, una relocalización", ha adelantado.

"La reconstrucción debe ser integral. Acá no basta con construir viviendas, hay que hacer todo un rediseño de la ciudad para que este tipo de catástrofes no vuelvan a producirse", ha insistido el portavoz del Ejecutivo.

También ha destacado las medidas que el Gobierno ha puesto en marcha en ambos lugares para ayudar a los damnificados, apuntando al "subsidio de arriendo, al bono familiar y, excepcionalmente, a las viviendas de emergencia".

Si bien, ha subrayado que se trata de medidas provisionales. "Con esto se permite pasar el invierno, que las personas lo pasen bajo techo en viviendas de calidad mientras se realiza la reconstrucción", ha remachado.

OLA DE TRAGEDIAS

En el último mes una serie de desastres naturales han sacudido Chile, "como no ha sucedido en ningún otro país", tal y como ha destacado la Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio de Interior (ONEMI).

Dos fuertes terremotos --de entre siete y ocho en la escala de Richter-- sacudieron la ciudad de Iquique, en la región de Tarapacá, afectando también a la de Arica y Parinacota. Cientos de réplicas se sucedieron dejando un saldo de al menos siete muertos, incluida una bebé, en toda la costa norte.

Apenas superada esta catástrofe, un incendio se declaró en los cerros de Valparaíso, una de las principales ciudades chilenas, acabando con la vida de 15 personas y dejando 12.500 damnificados, 2.900 viviendas calcinadas y un millar de hectáreas arrasadas.

Para leer más