Los presos de una cárcel de máxima seguridad de la capital se amotinan y secuestran a ocho funcionarios

Actualizado 20/11/2012 5:22:43 CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los presos de la cárcel de máxima seguridad Fraijanes II, ubicada en las afueras de Ciudad de Guatemala, se han amotinado este lunes y han secuestrado a ocho funcionarios penitenciarios, de los cuales tres ya han sido liberados.

Al parecer, un grupo de presos ha aprovechado el momento de entrega del desayuno para secuestrar a los ocho funcionarios que se encargan de esta tarea. Uno de ellos llevaba las llaves de todas las celdas del centro penitenciario, por lo que los reos amotinados han liberado al resto de reclusos.

Los presos de la cárcel de máxima seguridad denuncian que son víctimas de maltrato por parte de las autoridades penitenciarias y las malas condiciones de la prisión y exigen una mejora del régimen de visitas y del menú, según informa el diario 'Prensa Libre'.

Los reos amotinados han amenazado con matar a todos los rehenes si las autoridades guatemaltecas no responden favorablemente a sus demandas. A este respecto, el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, ha advertido en la red social Twitter de que "si les pasa algo a los rehenes, se culpará a todos los presos de Fraijanes II y se depurarán responsabilidades".

En este contexto, el Gobierno ha iniciado un diálogo con los reos amotinados para conseguir la liberación de los ocho funcionarios, que ya ha dado sus primeros frutos, dado que hasta ahora han liberado a tres rehenes: dos guardias y un enfermero.

López Bonilla ha explicado que se está acordando un documento para determinar las condiciones de liberación de los otros cinco rehenes, pero que, de momento, no se sabe cuándo se producirá. "Confío en que sea lo más pronto posible", ha dicho en una rueda de prensa.

Además, el ministro ha anunciado que se abrirá una investigación interna para determinar si las denuncias formuladas por los reos amotinados son ciertas y, en su caso, adoptar las medidas oportunas contra las autoridades de Fraijanes II.

El titular de Gobernación también ha adelantado que se investigará el funcionamiento del centro penitenciario, dado que el motín ha sido posible por el incumplimiento de los protocolos de seguridad sobre el reparto de la comida y que los reos amotinados poseen armas.

Asimismo, López Bonilla ha apuntado que, una vez concluido el motín, los reclusos de Fraijanes II serán trasladados a otras prisiones porque la cárcel de máxima seguridad ha quedado totalmente destrozada.

En Fraijanes II hay un total de 156 presos de alta peligrosidad, en su mayoría miembros del cártel mexicano Los Zetas y líderes de las pandillas guatemaltecas. Se trata del centro penitenciario más seguro de todo el país centroamericano.