Guatemala solicita a EEUU informes sobre la atención migratoria al menor fallecido bajo custodia policial

Migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos
REUTERS / KIM KYUNG HOON - Archivo
Publicado 28/12/2018 2:22:40CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala ha asegurado este jueves que ha solicitado al Gobierno de Estados Unidos ha solicitado el envío de informes sobre la atención migratoria y hospitalaria del niño guatemalteco de ocho años que falleció tras su detención en la frontera con México.

"El Ministerio de Relaciones Exteriores está atento y haciendo todas las diligencias para pronto cumplir con la repatriación del menor", ha afirmado el Ministerio a través de su cuenta en la red social Twitter. "El Gobierno de Guatemala solicita al gobierno de Estados Unidos apoyo con todas las investigaciones y aclaraciones del caso", ha aseverado.

Además, el Ministerio ha informado de que ha enviado una nota diplomática al secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, para que se realicen las investigaciones respectivas.

La Agencia de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) de Estados Unidos confirmó este martes la muerte de Felipe Gómez Alonzo, de 8 años, que llegó a Estados Unidos el 18 de diciembre junto a su padre y otro grupo de migrantes.

El martes comenzó a presentar "signos de una enfermedad potencial" y se le llevó a un hospital de Alamogordo, en Nuevo México, donde le diagnosticaron un simple catarro. Poco después volvía al mismo centro donde finalmente murió.

Se trata de la segunda muerte de un menor migrante al cuidado de las autoridades estadounidenses. La primera muerte se produjo el 8 de diciembre. Jakelin Caal, guatemalteca de 7 años, comenzó a tener fiebre, vómitos y convulsiones. Fue trasladada a un hospital de Texas, donde murió horas después. Al parecer, sufría deshidratación. Ya ha sido enterrada en su aldea natal de San Antonio Secortez, una comunidad maya.

Estados Unidos ha sido ampliamente cuestionado por su trato a los migrantes. El presidente, Donald Trump, llegó a autorizar a las fuerzas de seguridad que usaran fuego real contra quienes intentaran cruzar la frontera, aunque después corrigió.

Miles de migrantes centroamericanos marchan desde octubre hacia Estados Unidos en una caravana que ha desbordado a las autoridades de los países de tránsito y destino y ha puesto de relieve la situación de pobreza y violencia en la región.

Contador