Publicado 06/01/2020 19:49CET

Guterres alerta de que "vivimos tiempos peligrosos" y pide reducir la tensión a nivel mundial tras el ataque de EEUU

El secretario general de la ONU, António Guterres.
El secretario general de la ONU, António Guterres. - Roberto Monaldo/LaPresse via ZUM / DPA

MADRID, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha alertado este lunes de que "vivimos tiempos peligrosos" y ha pedido a líderes de todo el mundo "reducir la tensión" tras el ataque llevado a cabo por Estados Unidos en Irak, donde murió el general iraní Qasem Soleimani.

"El Año Nuevo ha comenzado con nuestro mundo sumido en el caos. Estamos viviendo tiempos peligrosos", ha advertido el jefe de la ONU, que ha señalado que las tensiones geopolíticas se encuentran en su "máximo pico desde inicios de siglo".

En un comunicado de Naciones Unidas, Guterres ha lamentado que ya "ni siquiera la no proliferación nuclear se puede dar por sentada". Aunque esta vez no ha hecho alusión directa al bombardeo estadounidense sobre el aeropuerto de Bagdad, la capital iraquí, el viernes tras conocer lo sucedido aseguró estar "profundamente preocupado" por la reciente escalada de tensiones en Oriente Próximo.

Según ha expresado, "las crecientes tensiones llevan cada vez más a los países a tomar decisiones impredecibles con consecuencias impredecibles y un profundo peligro de desacierto".

"Estoy en constante contacto con líderes de todo el mundo. (...) Mi mensaje es simple y claro: detened la escalada. Hay que ejercer la máxima contención, iniciar el diálogo y renovar la cooperación internacional", ha sostenido.

El jefe de la ONU ha citado, además, la emergencia climática y los conflictos comerciales y tecnológicos que fracturan los mercados mundiales, socavan el crecimiento y agudizan las desigualdades.

En este sentido, ha subrayado la frustración de la gente, cuyo malestar social ha aumentado. Tal y como ha advertido, esto provoca un crecimiento del extremismo, el nacionalismo y la radicalización, con un peligroso avance del terrorismo en varias zonas del mundo, particularmente en África. "Esta situación no puede seguir", ha afirmado.

Guterres ha llamado a no olvidar el sufrimiento que causan las guerras, en las que es siempre la gente común la que paga el precio más alto. "Es nuestro deber evitarlas", ha concluido.

Para leer más