Publicado 25/04/2016 17:50CET

Hallada una cabeza en Filipinas tras el fin del ultimátum de Abú Sayyaf

MANILA, 25 Abr. (Reuters/EP) -

El Ejército de Filipinas ha informado del hallazgo de una cabeza decapitada en una isla del sur del país, el mismo día en que expiraba el plazo dado por Abú Sayyaf para comenzar a ejecutar a cuatro rehenes que mantiene en su poder: tres hombres de Canadá y Noruega y una mujer de Filipinas.

El grupo yihadista, vinculado a Al Qaeda, difundió hace diez días un "ultimátum" en forma de vídeo en el que reclamaba 900 millones de pesos (17,2 millones de euros) por los tres rehenes occidentales; 300 millones por cada uno.

John Ridsdell, Robert Hall y Kjartan Sekkingstad tomaban la palabra para explicar, amenazados con un cuchillo, las condiciones del "llamamiento urgente definitivo" que expiraba a las 15.00 (hora local) de este lunes. La mujer filipina también aparecía en el vídeo, pero no hablaba.

Las autoridades han informado del hallazgo de una cabeza en Jolo, supuestamente después de que dos hombres subidos en una motocicleta arrojasen una bolsa de plástico en la zona centro de esta ciudad. El Ejército dispone de información de Inteligencia que confirmaría que Abú Sayyaf ha ejecutado a una persona a las afueras de Patikul, en la misma isla.

"Estamos siendo muy cautos, no podemos decir de quién es la cabeza", ha afirmado un portavoz militar, Felimon Tan, a la espera de que concluyan los análisis forenses. "No sabemos quién fue ejecutado", ha añadido Tan.

Abú Sayyaf ya decapitó en noviembre de 2015 a un rehén malasio y tiene en su poder a varios extranjeros, entre ellos otros cuatro malasios, un holandés y un japonés. También mantiene cautivos a 14 tripulantes de un remolcador indonesio.