HRW advierte de que la situación de los refugiados rohingya en Bangladesh es "más precaria" debido a los monzones

Publicado 13/07/2019 5:30:52CET
Niños rohingyas en el campo de refugiados de Cox's Bazar
Niños rohingyas en el campo de refugiados de Cox's Bazar - REUTERS / MOHAMMAD PONIR HOSSAIN - Archivo

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha advertido este sábado de que los rohingya en los campos de refugiados de Bangladesh corren el peligro de ser desplazados y resultar heridos debido a los monzones y ha señalado que su situación es "aún más precaria".

"Los monzones y los derrumbes están haciendo que la difícil situación de los refugiados rohingya sea aún más precaria", ha indicado el director para derechos de los refugiados de HRW, Bill Frelick.

"El apoyo a Bangladesh por parte de los gobiernos donantes es crucial para asegurarse de que habrá una asistencia continua a la población refugiada", ha añadido.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) informó este lunes de que al menos dos personas han muerto por las intensas lluvias caídas en los campos de refugiados rohinghya en Bangladesh, donde viven casi un millón de personas.

Según la agencia de la ONU, las lluvias y los fuertes vientos que han golpeado los campamentos han desplazado a 2.700 personas además de provocar daños en 3.400 viviendas.

En total, según la primera estimación realizada por la agencia de la ONU, 1.186 viviendas se han visto afectados por deslizamientos de tierra, 216 por inundaciones y 1.840 por los fuertes vientos. En total, se han producido 391 deslizamientos de tierra --incluidos trece el domingo pasado--, así como 51 tormentas de aire y 26 inundaciones.

"Bangladesh se enfrenta a numerosos desafíos para proteger a su gente durante la temporada de monzones y, por lo tanto, depende de la asistencia de donantes internacionales para hacer frente a su gran población de refugiados", ha subrayado Frelick.

"Ayudar y proteger a estas personas profundamente traumatizadas que se vieron obligadas a huir de Birmania pero que aún no pueden volver de forma segura deben ser una prioridad no solo para Bangladesh, sino para todos los gobiernos interesados", ha aseverado.