HRW denuncia que las milicias étnicas han matado a más de 75 civiles en Malí en una semana

Hombres de etnia fulani venden tela en Sevare
REUTERS / ADAMA DIARRA
Publicado 19/12/2018 3:54:33CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La organización Human Rights Watch (HRW) ha denunciado este martes que las milicias étnicas en Malí han matado a al menos 75 civiles durante una semana a principios de este mes.

HRW ha informado de que las autoridades del país ya han comenzado a investigar los incidentes y que ya han llevado a cabo algunas detenciones. Además, ha instado a procesar a los milicianos implicados en los asesinatos de forma adecuada.

Según la organización, en el centro de Malí, la milicia dogon acabó con la vida de al menos 34 civiles de etnia peuhl en tres ataques en la región de Bankass.

HRW también ha señalado que en el norte del país, milicianos peuhl atacaron dos campamentos de tuareg, dejando al menos 45 muertos.

"Las muertes de milicias de civiles en el centro y el norte de Malí se están disparando", ha afirmado la directora para el Sahel de HWR y autora del informe, Corinne Dufka. "Las autoridades deben tomar medidas rápidas y efectivas contra las milicias si van a poner fin a los ciclos de asesinatos y represalias", ha añadido.

HRW publicó a principios de este mes un informe en el que denunciaba que las milicias étnicas han matado en 2018 a al menos 200 civiles y quemado decenas de aldeas.

El informe documentó ataques por grupos armados contra 42 localidades y aldeas en la región de Mopti, especialmente cerca de la frontera con Burkina Faso, y la localidad de Djenne, declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Como consecuencia de ellos, se ha producido desplazamiento masivo, hambre y saqueo de animales, precisa.

Desde 2018, los grupos islamistas han incrementado de forma progresiva su presencia en el centro de Malí, ejecutando a decenas de civiles y funcionarios gubernamentales y cometiendo otros abusos. Su presencia y reclutamiento de pastores peuhl ha aumentado las tensiones con las comunidades bambara y dogon, agricultores y cazadores esencialmente, y provocado la emergencia de grupos étnicos de autodefensa.

La organización ha instado a las fuerzas de seguridad de Malí a proteger a todos los civiles que se encuentran en riesgo de sufrir ataques por parte de las milicias y los grupos armados. Además ha llamado a las autoridades judiciales a investigar y procesar de forma adecuada a los miembros del grupo.

"Las investigaciones y detenciones anunciadas por el Gobierno son pasos significativos hacia la rendición de cuentas", ha indicado Dufka. "Pero necesitan un seguimiento de los procesamientos apropiados de los responsables de estas atrocidades", ha añadido.

Contador