21 de febrero de 2020
 

HRW pide a Camboya que cese "el acoso judicial" contra dos periodistas acusados "absurdamente" de espionaje

Publicado 20/01/2020 3:14:44CET

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch (HRW) ha pedido este domingo a las autoridades de Camboya que retiren los cargos de espionaje contra dos periodistas de Radio Free Asia (RFA), y cese "el acoso judicial incesante" contra estas dos personas.

"Las autoridades camboyanas han tratado a los periodistas de RFA como criminales al fabricar un caso absurdo contra ellos. Deberían retirar los cargos y poner fin al acoso judicial contra estos dos periodistas", ha denunciado el subdirector de Asia de HRW, Phil Robertson.

Robertson se refiere a Uon Chhin y Yeang Sothearin, quienes podrían enfrentarse a penas de prisión de hasta 16 años tras ser acusados de suministrar a un Estado extranjero "información perjudicial para la defensa nacional", así como de producir pornografía, pese a que un juez de primera instancia no halló pruebas de ello tras una vista celebrada el pasado 3 de octubre de 2019.

Sin embargo, el magistrado decidió enviar el caso hacia una nueva investigación que tendrá lugar este lunes 20 de enero en el Tribunal de Apelaciones de Nom Pen, la capital de Camboya.

"Las autoridades han violado sistemáticamente los derechos de un juicio justo de estos dos periodistas" ha denunciado HRW. Chhin y Sothearin, quienes fueron liberados bajo fianza después e casi un año de "detenciones arbitrarias", tienen prohibido salir del país.

Ambos periodistas fueron detenidos el 14 de noviembre de 2017, dos meses después de que la emisora RFA cerrara su oficina de Camboya, tras el acoso, denunciaron, del Gobierno, quien por su parte, alegó que Sothearin y Chhin habían establecido un estudio de transmisión con el fin de archivar y facilitar informes y noticias en la sede de RFA en Washington, la capital de Estados Unidos.

Naciones Unidos también ha criticado el "carácter arbitrario de la privación de libertad" de estos periodistas y ha recalcado que el Código Penal de Camboya "no está en sintonía" con las obligaciones internacionales de Derechos Humanos, pues no existe una definición precisa del delito, lo que otorga a las autoridades "amplia discreción y sin restricciones" en posibles "riesgos de abuso".

HRW ha denunciado a través de un comunicado que la libertad de prensa y de expresión han sido "objeto de un amplio ataque por parte de las autoridades antes de las elecciones de julio de 2018". El texto ha expuesto los casos concretos de los diarios independientes 'Cambodia Daily', cerrado a la fuerza; y del 'Phnom Penh Post', vendido a un hombre de negocios vinculado al Gobierno de Hun Sen, primer ministro del país desde 1998.

"La Unión Europea y otros gobiernos extranjeros deberían pedir públicamente a las autoridades camboyanas que dejen de acosar a periodistas como Chhin y Sothearin y permitir que los medios de comunicación independientes operen libremente en el país", ha zanjado Robertson.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Zack Snyder publica un diseño inédito del Batman Knightmare de Ben Affleck

  2. 2

    Nuevo récord de conversión de energía solar en electricidad

  3. 3

    Italia eleva a 17 el número de casos confirmados de coronavirus

  4. 4

    Celaá rebajará a 5 la nota para acceder a las becas universitarias y eliminará las cuantías variables

  5. 5

    Denuncian un caso de 'bullying' en un colegio de Vallecas tras la agresión a un escolar de 14 años