Incendiados parcialmente dos centros de vigilancia contra el ébola de Uganda en la frontera con RDC

Publicado 04/07/2019 23:32:35CET
Vacunación contra el ébola en Kirembo (Uganda)
Vacunación contra el ébola en Kirembo (Uganda)REUTERS / JAMES AKENA

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos centros de vigilancia contra el ébola en Uganda fueron incendiados parcialmente el miércoles en las localidades de Maliba-Abiri y Masango, dos de los principales puntos de entrada desde República Democrática del Congo (RDC).

Sylvester Baghene, miembro de los equipos sanitarios que trabajan en Maliba-Abiri, ha señalado que familiares de un joven congoleño que fue trasladado a un hospital tras detectarle fiebre alta atacaron las instalaciones.

En este sentido, Milton Lusenge, otro trabajador sanitario, ha afirmado que varios congoleños han prometido derribar todas las tiendas de campaña en estas instalaciones, lo que ha provocado temor entre los que se encuentran en el lugar.

Así, ha detallado que se ha dicho a los trabajadores sanitarios que "son los ugandeses los que difunden el ébola a RDC a través de los puntos establecidos en la frontera", por lo que se les ha advertido que "todos serán incendiados si no son retirados".

"Pedimos al Gobierno que despliegue soldados, porque nuestras vidas están en peligro. En cualquier caso, estamos prearados para seguir con las tareas de vigilancia", ha manifestado Lusenge, según el diario ugandés 'Daily Monitor'.

Las autoridades de Uganda confirmaron el 11 de junio un primer caso de ébola en el país tras la entrada de un niño congoleño enfermo junto a su familia a través de la frontera con RDC.

Tanto el niño como uno de sus familiares fallecieron posteriormente, mientras que el resto de pacientes fueron trasladados nuevamente a RDC, epicentro de un brote de este virus.

El brote de ébola, que comenzó el pasado 1 de agosto en el este de RDC, afecta a las provincias de Kivu Norte e Ituri. Hasta el momento, según el Ministerio de Salud congoleño, se han contabilizado 2.369 casos --1.275 de ellos confirmados-- y se han registrado 1.598 muertos.

Contador