Actualizado 29/06/2007 00:52 CET

Irak.- Al Sadr mantiene la manifestación del 5 de julio en protesta por la falta de protección de la mezquita de Samarra

BAGDAD, 28 Jun. (EP/AP) -

El clérigo disidente chií Muqtada al Sadr que dirige el Ejército del Mahdi aseguró hoy que planea seguir adelante con una manifestación, convocada para el próximo 5 de julio, para protestar por la destrucción de la mezquita de la cúpula dorada de Samarra, en el centro de Irak, y por la falta de protección oficial de la misma, e insistió en que el objetivo de la marcha no es el de enfrentarse con la comunidad suní que reside en Samarra.

Por el contrario, Al Sadr aseguró que la manifestación que se celebrará a las puertas de la mezquita de Askariya (también conocida como la mezquita de Samarra) pretende mejorar las relaciones entre suníes y chiíes, así como eliminar los muros de seguridad levantados por Estados Unidos y suníes para delimitar las zonas pobladas en su mayoría por suníes de las chiíes.

Las principales organizaciones suníes y miembros del Ejecutivo han solicitado al clérigo chií que cancele la manifestación por temor a que la misma intensifique la violencia interconfesional imperante en Irak.

"Hacemos un llamamiento para que todos los iraquíes, sean jefes tribales, dirigentes políticos o funcionarios muestren su buena voluntad y cooperen a fin de que esta manifestación tenga éxito y sea un punto de inflexión en la mejora de las relaciones fracturadas", apeló Al Sadr. "Lo único que queremos es tener relaciones más cercanas y mejores y demostrar que los suníes no son enemigos como sí lo son los takfiris extranjeros" agregó, responsabilizando de los dos ataques que ha sufrido la mezquita de Samarra a los "ocupantes" y a los extremistas extranjeros.

Al Sadr apeló a todos los iraquíes, de todos los grupos religiosos y étnicos, a participar en la manifestación que coincide con el cumpleaños de la hija del profeta Mohamed, Fatima. "Esperamos que este año sea un buen año para que los iraquíes se acerquen los unos a los otros y rompan todas las barreras que fueron levantadas por los ocupantes y los takfiris", añadió el clérigo.

La oficina del primer ministro, Nuri al Maliki, emitió un comunicado, horas después de que Al Sadr mantuviera la convocatoria, para pedirle a la población no acudir a Samarra y justificó su llamamiento en que garantizar la seguridad en la carretera que une Bagdad con Samarra "llevará todavía un tiempo".

"Como apreciamos el sentir de la gente para ir a la manifestación pacífica en Samarra, manifestamos que la seguridad de la carretera que va a la ciudad no ha sido completada según los comandantes de la zona", reza el comunicado que incide en que "los servicios de seguridad están trabajando muy duro para garantizar la seguridad para que las personas puedan visitar de forma segura y pacífica la mezquita sagrada de Samarra".

El Ministerio de Defensa emitió también un comunicado donde explica que el general al frente de la zona está trabajando "día y noche" para garantizar la seguridad en la carretera y, sin dar una fecha para la conclusión de los trabajos, pidió a la población no utilizar la carretera "hasta que la misión esté completada".

Un colaborador de Al Sadr aseguró que miles de sus hombres vigilaran por la seguridad de los manifestantes, y explicó que el Gobierno a remitido al clérigo información de los servicios de Inteligencia sobre posibles ataques de la insurgencia suní contra los manifestantes en Samarra, ciudad ubicada 95 kilómetros al norte de Bagdad y zona de mucha actividad de Al Qaeda en Irak.

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    La Comunitat Valenciana limita las reuniones a dos personas y cierra grandes ciudades los fines de semana

  3. 3

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  4. 4

    Detenido un hombre de 42 años tras atropellar a tres personas y darse a la fuga en Villamediana de Iregua (La Rioja)

  5. 5

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes