Actualizado 13/03/2007 19:01 CET

Irán.- China pide que se clarifiquen "varios puntos" del nuevo paquete de sanciones contra Irán

NUEVA YORK, 13 Mar. (EP/AP) -

China pidió que se clarifiquen "varios puntos" del nuevo paquete de medidas sancionadoras que el Consejo de Seguridad de la ONU quiere aprobar contra Irán por su insistente persistencia a no renunciar a su programa de enriquecimiento de uranio, tal y como exige la comunidad internacional, entre tímidos optimismos de que las negociaciones entre el grupo de los 5+1 (los cinco países con derecho de veto en el Consejo y Alemania) están cada vez más cerca de aprobar el borrador de resolución contra Irán.

"Creo que hay varios puntos sobre los que necesitamos una clarificación por parte de los otros, pero básicamente tengo que decir que ayer progresamos, y este progreso es importante", resumió Wang Guangya a los medios.

Entre las nuevas sanciones barajadas contra Teherán, fuentes diplomáticas afirman que éstas podrán incluir un embargo a la exportación de armas iraníes y la congelación de activos de un mayor número de individuos y compañías vinculadas al programas nuclear y balístico iraníes.

Asimismo, se podría impulsar la prohibición a los Gobiernos de brindar préstamos a Irán, si bien fuentes diplomáticas aseguran que la prohibición de entrada y tránsito de ciertos iraníes en la 'lista negra' de la ONU no será finalmente aprobado.

Por otra parte, tampoco se espera que la prohibición se aplique a la importación de armas por parte de Irán ni a las garantías de los créditos a la exportación para las compañías que comercian con Irán, según dichas fuentes.

Los embajadores ante Naciones Unidas de Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania se dieron cita anoche a puerta cerrada con más optimismo que nunca. El embajador francés, Jean-Marc de La Sabliere, subrayó que "se está muy cerca" de acordar el paquete de sanciones contra Irán.

Por su parte, el embajador estadounidense en funciones, Alejandro Wolff, también incidió en el "buen progreso" de las negociaciones, si bien advirtió de la persistencia de ciertas preocupaciones. "Es una aproximación al paquete (de sanciones), por lo que hay cosas con las que estamos muy a gusto, y cosas con las que estamos menos contentos y de forma similar probablemente para el resto de delegaciones implicadas", explicó, si bien incidió en que "si todo va bien", Washington espera tener un borrador de resolución sobre la mesa "a finales de semana".

Wolff asimismo explicó que "una de las cuestiones más polémicas" actualmente discutidas es la propuesta de congelar los activos de compañías e individuos controlados por la Guardia Revolucionaria de Irán.

El embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, en línea con la postura de China, los dos países con derecho de veto más reticentes a aprobar sanciones extremas contra Irán, advirtió de que "el demonio está en los detalles".