Publicado 14/07/2020 15:07:27 +02:00CET

Irán ejecuta a un antiguo trabajador del Ministerio de Defensa condenado por espiar para EEUU

Hasán Rohani en una comparecencia en Teherán
Hasán Rohani en una comparecencia en Teherán - -/Iranian Presidency/dpa - Archivo

Condenadas a muerte tres personas por participar en disturbios en las protestas de noviembre de 2019

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Irán han confirmado este martes que ejecutaron la semana pasada a un antiguo trabajador del Ministerio de Defensa que fue condenado por espiar a favor de Estados Unidos.

El portavoz del aparato judicial iraní, Gholamhossein Esmaeili, ha indicado que el ajusticiado es Reza Asgari, quien se retiró hace cuatro años de la Organización de Industrias Aeroespaciales del Ministerio de Defensa, según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV.

Asimismo, ha resaltado que Asgari estableció contactos con la CIA en su última etapa en el Ministerio de Defensa y recibió pagos a cambio de información sobre el programa de misiles balísticos que desarrolla Teherán.

"Fue identificado, condenado y sentenciado a muerte", ha resaltado Esmaeili, quien ha confirmado que Mahmud Musavi Majd, condenado también a muerte por espionaje, se encuentra en el corredor de la muerte a la espera de la aplicación de la sentencia.

El hombre fue declarado culpable de espiar para los servicios de Inteligencia de Estados Unidos e Israel y de facilitar la ubicación del general Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, quien murió en un bombardeo estadounidense en Bagdad a principios de enero.

Por otra parte, Esmaeili ha desvelado que los tribunales del país han sentenciado a pena capital a tres personas arrestadas por su presunta participación en las manifestaciones y disturbios que se registraron a finales de 2019 en el país.

Así, ha manifestado que dos fueron arrestados durante un saqueo y ha agregado que ambos se grabaron participando en el incendio de un banco y un autobús antes de enviar el vídeo a agencias de noticias extranjeras.

Las autoridades iraníes cifraron en junio en 230 los muertos en las protestas registradas en noviembre de 2019 por el alza de los precios del combustible, en el primer balance oficial facilitado desde entonces en torno a los disturbios.

El presidente del comité parlamentario sobre Seguridad Nacional y Asuntos Exteriores, Mojtaba Zulnur, señaló que entre los 230 fallecidos hay seis miembros de las fuerzas de seguridad y agregó que cerca de 500 edificios públicos y privados sufrieron daños durante los incidentes.

La frustración ha ido en aumento en Irán por la continua devaluación de la moneda y la subida de los precios de productos básicos como el pan, el arroz y otros alimentos desde que Estados Unidos decidió reactivar las sanciones contra Teherán tras abandonar el pacto nuclear en 2018.

Las protestas de noviembre estallaron después de que el Ejecutivo anunciara la introducción de medidas para racionar la gasolina y aumentos en los precios del combustible, en medio de las dificultades que atraviesa el país a causa de las sanciones.

A pesar de sus grandes reservas energéticas, Irán hace frente a problemas para satisfacer la demanda interna de combustible debido a las sanciones y la escasa capacidad de refinamiento.

Contador

Para leer más