Actualizado 24/03/2007 11:46 CET

Irán.- Irán insiste en que los marinos detenidos formaban parte de "una intervención ilegal" en sus aguas territoriales

TEHERÁN, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Exteriores iraní, Alí Hosseini, condenó hoy sábado la "entrada ilegal" de 15 soldados británicos capturados ayer por la Guardia Revolucionaria iraní después de haber entrado "en aguas terroriales", según el representante del Gobierno de Teherán.

Según el portavoz, la entrada "intervencionista" de las fuerzas británicas se presenta como "un movimiento sospechoso, contrario a las regulaciones y a la normativa internacional", en declaraciones realizadas a la agencia oficial IRNA.

En relación a la "naturaleza manipuladora de tales movimientos", según Hosseini, la "violación de las fronteras soberanas de otros estados denota una intención de violar los compromisos internacionales", algo que Hosseini considera "una responsabilidad que no puede ser ignorada bajo justificación alguna".

Por su parte, el Ministerio de Defensa británico informó ayer de que los quince miembros del servicio de la Marina fueron capturados por las fuerzas navales de la Guardia Revolucionaria iraní en aguas iraquíes del Golfo Pérsico en el momento en que subían a bordo de un barco del que sospechaban que se dedicaba al tráfico de automóviles.

Los hombres fueron capturados a las 10:30, hora local (8:30 en España), según informó un portavoz de la Royal Navy, quien precisó que se está haciendo todo lo posible para que los marines, que estan destinados en el buque 'HMS Cornwall', sean liberados.

La prensa británica informó de que los soldados estaban efectuando patrullas rutinarias en aguas iraquíes. "El grupo había completado de forma satisfactoria una inspección de una barco mercante cuando ellos y sus dos barcos fueron rodeados y acompañados por barcos iraníes a aguas territoriales iraníes", según indicó un portavoz del Ministerio de Defensa.