Actualizado 23/03/2007 20:50 CET

Irán.- La Marina de EEUU asegura que Irán ha informado a Reino Unido de que "no han hecho daño" a sus 15 británicos

LONDRES/DUBAI, 23 Mar. (EP/AP) -

La Marina estadounidense ha confirmado que Irán informó a Reino Unido de que sus 15 efectivos de la Marina Real británica, detenidos por Irán en aguas del Golfo Pérsico por penetrar en aguas territoriales iraníes, "no han recibido ningún daño", rechazando las declaraciones del ministro de Defensa británico, Des Brown, de que la detención de los británicos se produjo dentro de las aguas jurisdiccionales iraquíes.

Por su parte, el comandante de la Quinta Flota de la Marina estadounidense Kevin Aandahl confirmó el "muy limitado intercambio de comunicación" mantenido entre Reino Unido y la Guardia Revolucionaria Marina Iraní, poco después de interceptar a los marines reales británicos, la cual le transmitió que "ningún daño fue inflingido a ningún personal y que estaban siendo conducidos a un lugar seguro".

El comandante asimismo explicó que mientras el Ejecutivo de Teherán aduce que los marines fueron capturados mientras operaban en aguas territoriales iraníes "la Marina Real (británica) contestó que todos estaban dentro de las aguas territoriales iraquíes". "Ese fue el fin de la conversación", aclaró Aandahl.

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores británica, Margaret Beckett, exigió a las autoridades iraníes una "exhaustiva explicación" por haber detenido a 15 británicos en aguas territoriales iraquíes, después de que su Ministerio llamara a consultas al embajador iraní en Londres, Rasoul Movahedian.

Éste se entrevistó durante 20 minutos con Peter Ricketts, destacado asesor de Beckett. "Se ha marchado sin dudas de que les queremos de vuelta", aseguró la jefa de la Diplomacia británica en un comunicado.

"La reunión fue fugaz pero cordial. Sir Peter exigió el regreso seguro de nuestro personal y equipos", explicó por su parte un funcionario del Ministerio, apelando al anonimato, después de que las autoridades británicas se han negado a confirmar si Movahedian ofreció una explicación satisfactoria del percance como tampoco incidieron si garantizó la liberación de los 15 nacionales británicos.

Por su parte, el primer ministro británico, Tony Blair, está al tanto de los desarrollos, incluidos los contactos mantenidos con el embajador, según comunicó su oficina en Downing Street, mientras un portavoz de Blair, sin querer dar su nombre, explicó que representantes británicos en Teherán planean mantener reuniones con sus homólogas iraníes.

En este sentido, la cadena británica 'BBC' confirmó que un enviado británico ha sido convocado por el Ministerio de Asuntos Exteriores iraní porque asegura que, los marines británicos "entraron ilegalmente" en aguas iraníes.

Por otra parte, el líder de los Liberales demócratas en Reino Unido, Menzies Campbell, subrayó la necesidad de advertir a Teherán de las posibles repercusiones si los británicos no son liberados rápidamente. "Las fuerzas británicas en Irak tienen autoridad por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU", incidió Campbell, por lo que aseguró los marines británicos "deberían ser liberados inmediatamente y hacerse saber al Gobierno iraní de las serias implicaciones sin ninguna duda de sus acciones".