Publicado 09/08/2015 11:34CET

Israel detiene a un sueco acusado de espiar para Hezbolá

JERUSALÉN, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas israelíes del Shin Bet han detenido a un ciudadano sueco acusado de espiar para el partido-milicia chií libanés Hezbolá a su llegada al aeropuerto internacional Ben Gurion de Tel Aviv.

La detención se produjo el pasado 21 de julio, pero los servicios de Inteligencia doméstica del país hebreo no la han hecho pública hasta este domingo por razones de seguridad, según han alegado.

El detenido es Hasán Jalil Hizrán, de 55 años y con doble nacionalidad sueco-libanesa, que --de acuerdo con el Shin Bet-- pretendía recabar información de Inteligencia para Hezbolá sobre objetivos estratégicos en Israel.

"Hizran confesó durante el interrogatorio", ha asegurado el Shin Bet en un comunicado, indicando que incluso detalló cómo había sido reclutado por los milicianos libaneses, informa el diario israelí 'The Jerusalem Post'.

Al parecer, todo comenzó en 2009 cuando Hizran viajó desde Suecia a Líbano con su mujer y sus hijos en un viaje de ocio. Allí recibió una invitación para reunirse con miembros de Hezbolá que estaban reclutando palestinos con pasaporte europeo para espiar a Israel.

Hizran habría aceptado la oferta de Hezbolá y habría realizado varias misiones en los años siguientes con el objetivo de reclutar ciudadanos israelíes vinculados al Gobierno, a las Fuerzas Armadas y a la comunidad palestina.

"Adicionalmente, le pidieron que recabara información sobre los lugares en Israel donde se concentraban las Fuerzas Armadas y los equipos militares", ha añadido el Shin Bet.

"El interés de Hezbolá en objetivos militares prueba una vez más que se están preparando para la próxima guerra con Israel", ha añadido la agencia de Inteligencia.

Para leer más