Actualizado 15/07/2020 21:19:29 +00:00 CET

Israel dice que necesitaría "un milagro médico" para no decretar un confinamiento en los próximos días

Un policía de Israel junto a un hombre en Jerusalén durante la pandemia de coronavirus
Un policía de Israel junto a un hombre en Jerusalén durante la pandemia de coronavirus - Nir Alon/ZUMA Wire/dpa
Netanyahu anuncia la entrega de ayuda económica a todos los ciudadanos del país
 
   MADRID, 15 (EUROPA PRESS)
 
   El ministro de Sanidad de Israel, Yuli Edelstein, ha afirmado este miércoles que el país necesitaría "un milagro médico" para no decretar un confinamiento en los próximos días, en medio del aumento de los casos de coronavirus en el país.
 
   "Creo que tenemos tres o cuatro días de plazo para ver si hay resultados de estos pasos mínimos, menos de los que querríamos", ha dicho. "Si hay un milagro médico y vemos un cambio en la tendencia, quizá no lleguemos (al confinamiento)", ha sostenido.
 
   "Si podemos dar pasos antes del cierre, no llegaremos ahí. Si nos quedamos de brazos cruzados durante los próximos días, la realidad nos llevará a un cierre", ha agregado el ministro, según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.
 
   Edelstein ha defendido que "desde el primer día" en el que llegó al cargo "se hizo todo lo posible para evitar llegar a un confinamiento total" y ha reconocido que "donde hay restricciones, hay protestas contra las restricciones".
 
   "Debemos entenderlo de una vez por todas. Si no hay herramientas adicionales disponibles, eventualmente tendremos un confinamiento total", ha recalcado, un día después de negar que las autoridades "hayan perdido el control de la epidemia".
 
   El Ministerio de Sanidad ha confirmado durante la jornada 1.055 nuevos casos y dos fallecidos por coronavirus, lo que sitúa los totales en 43.668 y 375, respectivamente, tal y como ha recogido el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.
 
   Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha anunciado a última hora del miércoles un paquete de ayudas que contempla la entrega de fondos a todos los ciudadanos del país, en medio de las críticas contra su gestión y la crisis económica.
 
   El plan contempla la entrega de 750 shekels (cerca de 192 euros) a solteros y parejas sin hijos, mientras que aquellas que tengan un hijo recibirán 2.000 shekels (unos 511 euros). Así, se entregarán 2.500 shekels (alrededor de 639 euros a las que tengan dos hijos y 3.000 shekels (aproximadamente 767 euros) a las que tengan tres o más.
 
   Los fondos serán extraídos del fondo de la Seguridad Social, por lo que no requieren la aprobación de legislación para ello. "Debemos hacer que la economía funcione otra vez. La gente está sentada en casa, no está consumiendo", ha agregado.
 
   Así, ha explicado que quiere "entregar rápidamente" estos fondos a los israelíes. "Si empezamos a discutir sobre el por qué, llevará más tiempo. Semanas, espero que no meses. Nunca lo haríamos", ha argüido el primer ministro.
 
   "Tenemos que hacer que las ruedas se muevan y garantizar que ninguna persona cae por los huecos", ha manifestado 'Bibi', quien ha asegurado que escucha el "lamento" de los ciudadanos. "No estáis solos", ha manifestado.
 
   Por último, ha evitado pronunciarse sobre la aparente oposición del Ministerio de Finanzas al plan. "No es la primera vez que discuto con burócratas. Muchos discuten mis propuestas, pero al final la responsabilidad es mía", ha zanjado.
 
REINICIO DEL CURSO ACADÉMICO EN SEPTIEMBRE
 
   Por su parte, el ministro de Educación, Yoav Galant, ha desvelado durante la jornada que el año académico arrancará el 1 de septiembre, antes de agregar que la vuelta a las aulas se llevará a cabo dependiendo de la situación epidemiológica en cada zona del país.
 
   "Nos guiamos por el principio de que las escuelas activas son cruciales para la economía", ha dicho. "El coste de suspender el sistema educativo sería de 300 millones de shekels (cerca de 76,7 millones de euros) al día, así que debemos mantener las escuelas funcionando por el bien de la economía y la educación de los niños", ha zanjado.
 
   En otro orden de cosas, la Asociación Nacional de Enfermeras ha anunciado que el 20 de julio iniciará una huelga indefinida por la falta de personal para hacer frente a la pandemia, después de que los últimos contactos con el Gobierno hayan sido infructuosos.
 
   La pandemia ha obligado a 759 enfermeros a entrar en cuarentena desde el domingo, en comparación con los 124 que lo hicieron durante la totalidad del mes de junio, lo que ha provocado una alarma en torno a la falta de trabajadores sanitarios en un momento de repunte de los contagios.
 
   La presidenta de la asociación, Ilana Cohen, ha destacado que la decisión ha sido adoptada "por responsabilidad nacional, para evitar el colapso del aparato de enfermería y salvar vidas".
Contador

Para leer más