Actualizado 07/09/2007 13:15 CET

Israel/Siria.-El embajador iraní en Siria dice que "Israel sería responsable de una escalada de la tensión en la región"

DAMASCO, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El embajador iraní en Damasco, Mohamad Hassan Ajtari, condenó ayer la presunta violación del espacio aéreo sirio por parte de la aviación israelí, que calificó como un "intento intolerable de crear tensión en la región" y añadió que "Israel debería actuar de una manera razonable y no causar otra guerra", según citó el periódico israelí 'Yedioth Ahronot'.

Ajtari telefoneó a un alto funcionario sirio y definió el incidente como un "intento intolerable de crear tensión en la región" alegando que "Israel sería la responsable de cualquier escalada (de la tensión) en la región y debería actuar razonablemente no provocando otra guerra".

La agencia iraní de noticias IRNA informó de que Ajtari comentó a varios funcionarios sirios de seguridad que "Irán estaría lista para ofrecer cualquier asistencia que necesitasen bajo las circunstancias existentes". Además, el embajador pidió a las demás naciones del mundo que exijan a Israel explicaciones por sus acciones y que intenten prevenir que el Estado hebreo cree nuevos conflictos en la zona.

En un aparente esfuerzo, según Yedioth News, para intentar unir las voces de los Estados árabes moderados a la protesta, el diplomático añadió que "los países con un sentido de la responsabilidad deberían condenar este incidente y advertir a Israel de que no reincida en este tipo de acciones".

El vicepresidente sirio, Faruq al Shara, indicó ayer que "esta acción militar de provocación prueba que Israel, contrariamente a lo que proclama, no está trabajando en la creación de una atmósfera que prepare el camino para una paz, sino para una mayor tensión en la región". Durante una reunión con el ministro de Exteriores italiano, Massimo D'Alema, Al Shara añadió que "las diferentes declaraciones de Israel prueban esas tentativas, no las contradicen"

Mientras, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, expresó su esperanza de que Israel pueda abstenerse de volver a entrar en el espacio aéreo de Siria para prevenir un empeoramiento de la seguridad en la región, según citó la agencia de noticias rusa RIA Novosti.

Por su parte el rey jordano Abdulá II, que se encontraba reunido con el secretario de Estado adjunto norteamericano para Asuntos de Oriente Próximo, David Welch, en la capital del reino jordano, Amán, manifestó al diplomático norteamericano que "América debe trabajar duro para garantizar que la conferencia internacional de paz (prevista para noviembre) pueda culminar con un progreso sustancial en cuanto al proceso de paz".