Actualizado 08/07/2015 02:26 CET

Italia y Rusia suspenden la construcción de un minisubmarino por "la situación política"

MOSCÚ, 25 Jul. (Reuters/EP) -

La "situación política" causada por las sanciones occidentales a Rusia ha puesto fin a la colaboración italorrusa para construir un minisubmarinos, según ha informado la agencia de noticias rusa Itar-Tass.

La compañía rusa Rubin y el astillero italiano Ficantieri trabajaban desde 2004 en la construcción de un submarino diesel de 1.000 toneladas, el S-1000, que forma parte de los planes del presidente ruso, Vladimir Putin, para reformar la flota rusa. El S-1000 está preparado para trabajar en las regiones tropicales, entre islas, y, principalmente, en aguas poco profundas.

El director de la Oficina Central de Diseño de la Ingeniería de Marina de Burin, Igor Vilnit, ha anunciado a que "dada la bien conocida situación política, este proyecto se ha suspendido". No obstante, ha dejado una puerta abierta al afirmar que "si la siguiente reunión anual de otoño se produce, significará que la situación ha vuelto a la normalidad", ha añadido Vilnit, que sostiene que estarán "felices" de volver a colaborar con sus "socios italianos".

El derribo de un avión de pasajeros malasio en el este de Ucrania ha aumentado las tensiones entre Occidente y Rusia. En la última ronda de sanciones, Estados Unidos se ha centrado en los productores de armas rusas, incluidos los arsenales rusos y soviéticos más icónicos.

El incidente aéreo también ha puesto en el punto de mira la cooperación armamentística con Moscú, incluidos los planes franceses de entregar un helicóptero de carga a Rusia.

Para leer más