Actualizado 27/06/2007 21:45 CET

Jordania.- Condenan a 10 años de cárcel al hermano y al primo de una mujer a la que asesinaron en un 'crimen de honor'

JORDANIA, 27 Jun. (EP/AP) -

Un hombre jordano que mató a su hermana en un 'crimen de honor' premeditado fue sentenciado hoy a diez años de prisión junto con su primo, y cómplice, informaron fuentes jurídicas jordanas.

El Tribunal criminal jordano inicialmente había condenado a pena de muerte a ambos, pero el padre y el hermano de la víctima retiraron los cargos. Según la acusación, la mujer fue asesinada por su hermano con un cuchillo de cocina mientras su primo evitaba que la mujer escapara, en castigo por supuestamente haber tenido relaciones sexuales con su marido antes de casarse.

El documento de la acusación sostiene que el hermano no aprobaba esta relación y que había intentado casar a la víctima con otro hombre. Dice que primero había planeado envenenar a su hermana, pero finalmente la apuñaló en septiembre de 2004. El cuchillo se rompió durante el ataque, así que trajo otro y la apuñaló hasta que murió, según el texto.

El hombre huyó a Siria y fue juzgado en ausencia y sentenciado a muerte el mismo año del asesinato. Tras su detención en 2005, fue juzgado junto con su primo y ambos fueron inicialmente condenados a la pena de muerte.

Cada año, una media de 20 mujeres son asesinadas por familiares varones bajo los llamados 'asesinatos de honor' en Jordania. Los hombres tienen la última palabra en todos los asuntos familiares en esta sociedad, en la que muchos consideran que el sexo fuera del matrimonio es una mancha grave en la reputación de la familia. Algunas mujeres en círculos conservadores de la sociedad han sido asesinadas incluso por tener citas con hombres.

Algunas organizaciones pro Derechos Humanos han condenado los asesinatos de honor en Jordania y han hecho llamamientos al líder del país, el rey Abdalá II, para que acabe con esta práctica.

El Gobierno abolió una sección del código penal que permitía que los 'asesinatos de honor' fueran sentenciados con penas tan laxas como de seis meses de prisión. El Gobierno también exhorta a los jueces a que consideren estos crímenes equivalentes a otros homicidios, condenables hasta con 15 años de cárcel.

Sin embargo, los intentos de endurecer las sentencias por los asesinatos de honor han sido bloqueados por el Parlamento jordano, donde la mayoría, beduinos conservadores, argumenta que penas más débiles llevarán a que la promiscuidad sea tolerada.