Actualizado 08/12/2014 02:25 CET

Juncker: "No tengo ningún problema con Cameron, es él el que lo tiene con los otros primeros ministros"

El luxemburgués avisa de que responderá a todos los ataques de líderes europeos contra la Comisión

BRUSELAS, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El nuevo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha avisado este miércoles -tras la primera reunión formal de su equipo- de que responderá a todos los ataques injustificados de los líderes europeos contra el Ejecutivo comunitario. Juncker ha apuntado de nuevo al primer ministro británico, David Cameron, de quien ha dicho que tiene un problema con el resto de primeros ministros.

"Yo no tengo problemas con el señor Cameron, el señor Cameron tiene un problema con los otros primeros ministros", ha dicho Juncker en rueda de prensa. El político luxemburgués ya criticó este miércoles a Cameron por su negativa a pagar la factura extra de 2.100 millones que Bruselas le reclama para el presupuesto de la UE, así como a su homólogo italiano, Matteo Renzi, por censurar el cuestionamiento que ha hecho el Ejecutivo comunitario del presupuesto italiano de 2015.

"Decir que la Comisión no debe inmiscuirse en cuestiones que tienen que ver con la coordinación económica europea y decir que no se aceptan lecciones de los burócratas de Bruselas es una forma de describir a la Comisión que me disgusta", ha resaltado Juncker, que ha vuelto a repetir que no es el jefe de "una banda de burócratas" sino de "28 comisarios políticos". "Pero no tengo problemas particulares con el señor Renzi, al que aprecio mucho", ha agregado.

"Tengo la firme intención de reaccionar a todas las críticas injustificadas que se dirigen a la Comisión, vengan de donde vengan", ha insistido.

DEBATE SOBRE EL PLAN DE INVERSIÓN DE 300.000 MILLONES

Juncker ha asegurado que está "angustiado por las expectativas" que, según ha dicho, ha generado la nueva Comisión Europea y de que se le considere "capaz de todo". "Tengo miedo de decepcionar", ha dicho a los periodistas.

Durante la primera reunión del colegio, los 28 comisarios han dedicado dos horas a un "debate político" sobre la situación económica a partir de las previsiones de otoño que presentó este martes el Ejecutivo comunitario, que rebajaron de nuevo las cifras de crecimiento previsto y alertaron de la prolongada baja inflación.

También han discutido el plan de inversión público-privado de 300.000 millones de euros que prepara la Comisión, y que Juncker se ha comprometido a acelerar para presentarlo a tiempo del Consejo Europeo del 18 y 19 de diciembre.

"Como Europa tiene problemas de inversión, hay que actuar de urgencia para relanzar la inversión en Europa", ha indicado. No obstante, el político luxemburgués ha seguido sin concretar "de dónde vendrá el dinero" ni tampoco en qué proyectos se invertirá.

Eso sí, Juncker ha anunciado que se abstendrá de intervenir en el expediente que la Comisión ha abierto contra Luxemburgo, país del que fue primer ministro durante casi 20 años, por los acuerdos fiscales suscritos con multinacionales como Amazon y ha explicado que dejará "gran libertad de acción" a la nueva comisaria de Competencia, la liberal danesa Margrethe Vestager. "No la frenaré porque me parece indecente", ha dicho.

Durante la primera reunión del Ejecutivo comunitario se ha decidido que el vicepresidente para el Euro, el letón Valdis Domvrovskis, acudirá a la reunión del Banco Central Europeo (BCE) de este jueves en Francfort, mientras que el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, estará en el Eurogrupo y el Ecofin.

Además, Juncker ha convocado una reunión con represententes de los presidentes del BCE, Mario Draghi; del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem; y del Consejo Europeo, para elaborar un informe sobre cómo mejorar el marco institucional de la eurozona, cuyo primer borrador debe presentarse también en la cumbre de diciembre. Finalmente, se ha prorrogado hasta junio de 2015 el mandato del grupo de trabajo para ayudar a Grecia a avanzar con las reformas.

Para leer más