La junta militar promete un gobierno civil y se niega a extraditar a Al Bashir

Sudán.- La junta militar de Sudán anuncia un diálogo con partidos políticos y dice que no quiere aferrarse al poder
REUTERS / REUTERS TV
Actualizado 12/04/2019 13:11:34 CET

La junta militar que gobierna en Sudán desde el golpe de Estado que derrocó el jueves al anterior mandatario, Omar Hasán al Bashir, ha anunciado que el país tendrá un gobierno civil, ha afirmado que hablará con los manifestantes concentrados ante el Ministerio de Defensa y se ha negado a extraditar al anterior presidente sudanés.

"Nosotros, como consejo militar en nuestro mandato, no entregaremos al presidente a otro país. Puede que le juzguemos pero no lo entregaremos", ha asegurado en una rueda de prensa en Jartum el jefe del comité político de la junta castrense, el general Omar Zain al Abidin.

Al Bashir está reclamado por el Tribunal Penal Internacional (TPI), que mantiene vigente una orden de detención por genocidio y crímenes contra la Humanidad por la campaña contra la insurgencia ordenada por el mandatario en la región de Darfur.

El representante de la junta castrense sudanesa ha dicho que las autoridades militares "no impondrán nada al pueblo" y que aspiran a crear una atmósfera que facilite el diálogo pacífico para una transición.

Además, ha asegurado que el autoproclamado Consejo Militar de Transición planea dialogar con los manifestantes que siguen movilizados en la sentada de protesta ante el complejo del Ministerio de Defensa en Jartum.

El general Al Abidin ha asegurado que quienes han matado a manifestantes en las protestas contra el Gobierno serán llevados a juicio pero también ha dejado claro que las autoridades militares no permitirán que se sigan bloqueando.

El militar ha dicho que las autoridades castrenses "no impondrán nada al pueblo" y que aspiran a crear una atmósfera que facilite el diálogo pacífico para una transición.

Además, ha afirmado que la solución para la crisis que vive el país llegará de los manifestantes y no de las Fuerzas Armadas. "Somos protectores de las demandas del pueblo y eso es por consenso de las entidades políticas", ha indicado. "No tenemos codicia por el poder", ha señalado el representante de la junta castrense.

El representante del consejo militar ha dicho que la junta no tiene interés por permanecer en el poder y ha señalado que la transición se podría resolver en un mes si se gestiona "sin caos", lo que permitiría que entonces cedería el control del país.

El jefe de la junta castrense, Ahmed Awad Ibn Auf, aseguró el jueves, tras derrocar al anterior presidente, Omar Hasán al Bashir, que las autoridades castrenses gobernarán el país durante un periodo de dos años para encauzar la transición y celebrar elecciones.

Contador

Para leer más