La Justicia Electoral autoriza al partido de Neves a auditar el resultado electoral

Actualizado 08/12/2014 0:11:30 CET

RÍO DE JANEIRO, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil ha autorizado al Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) a auditar por su cuenta el resultado electoral, después de que la formación de Aécio Neves expresara sus dudas sobre el recuento de votos o los posibles fallos de las urnas electrónicas.

La petición del PSDB remarcaba que en las redes sociales los brasileños han hecho denuncias de todo tipo, lo que pone en duda "desde el proceso de votación hasta la totalización del resultado" y han usado como uno de sus principales argumentos una petición en Internet que pide revisar el resultado y que ya cuenta con más de 60.000 firmas.

Además, los 'tucanos' subrayaban que las sospechas se acrecentaron porque el resultado electoral no se hizo público hasta las 20.00 (hora local) --se esperó a que terminara de votar el estado de Acre, que tiene tres horas de diferencia con el resto de Brasil--. Por todo ello, pedían la creación de una comisión formada por especialistas de partidos de la oposición.

La respuesta del TSE ha llegado este miércoles. En rueda de prensa, su presidente, Dias Toffoli, ha autorizado a que el PSDB obtenga todas las informaciones que solicita: el acceso a los programas informáticos utilizados en las urnas electrónicas, a los sistemas de contabilización de votos y a los boletines de urna.

Sin embargo, el TSE no ha autorizado la creación de la comisión multipartidaria que quería el PSDB, al entender que no tiene legitimidad jurídica para actuar en nombre de otros partidos.

Toffoli se ha mostrado crítico con la petición del PSDB, al recordar que los partidos podían verificar los sistemas informáticos antes de las elecciones. "Los partidos que quisieran utilizar programas de verificación de integridad de los programas de las urnas electrónicas podrían haber presentado, hasta 90 días antes de las elecciones, sus respectivos programas para que fueran homologados por la Justicia Electoral", ha dicho, y ha añadido que no consta que el PSDB hiciera ninguna petición en este sentido.

El presidente del TSE ha hablado en todo momento de transparencia y también ha rebatido las dudas de partido de Neves sobre el voto electrónico, diciendo que "ya pasó" el tiempo de la república vieja en que se entregaba al elector un recibo de papel para que pudiera demostrar al coronel de turno que votaba al candidato del coronel.

Toffoli también ha subrayado que si el resultado se dio a conocer a las 20.00 es por una ley de 2013 y que en realidad esa norma ya se venía aplicando en las elecciones de 2010 y 2006. La justificación para no hacer público el recuento antes es para no influenciar el voto de los electores de Acre, los últimos en votar.

"HAY QUE SABER PERDER"

La petición del PSDB se enmarca en las elecciones más ajustadas de la historia de Brasil. En el segundo turno celebrado el pasado 26 de octubre la presidenta, Dilma Rousseff, fue reelegida con el 51,64% de los votos (54.501.118 votos), frente al 48,36% de Neves, que obtuvo 51.041.155 votos.

A pesar de que hay una diferencia de 3,4 millones, el partido opositor quiere aprovechar el ajustado resultado y el descontento de los votantes más conservadores para erosionar al nuevo Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT). En unas declaraciones realizadas este miércoles junto a partidos aliados, Rousseff ha remarcado: "Hay que saber ganar, igual que hay que saber perder".