Los kurdos expulsan a Estado Islámico de nueve localidades de Irak

Actualizado 11/09/2015 19:55:53 CET

ERBIL (IRAK), 11 Sep. (Reuters/EP) -

Las fuerzas kurdas respaldadas por los ataques aéreos de la coalición dirigida por Estados Unidos han expulsado este viernes a los milicianos de la organización terrorista Estado Islámico de nueve localidades en el norte de Irak, según han informado las autoridades kurdas en un comunicado.

El asalto comenzó al amanecer en dos frentes en la provincia de Kirkuk, en el norte del país, y al mediodía, las fuerzas de seguridad kurdas, los peshmerga, habían tomado el control de una zona de 150 kilómetros cuadrados, ha explicado el Consejo de Seguridad de la región autónoma del Kurdistán.

Al menos 40 insurgentes han muerto en la ofensiva en la zona de Daquq, a unos 175 kilómetros de la capital, Bagdad, ha asegurado el Consejo de Seguridad. De los aproximadamente 1.500 combatientes kurdos que han participado, cuatro han perdido la vida. La mayoría del frente de batalla entre los peshmerga y Estado Islámico no se ha movido desde hace meses.

Los kurdos ya controlan gran parte del territorio que reclaman como propio, por lo que tienen pocos motivos para seguir avanzando hacia pueblos y ciudades predominantemente árabes, más allá de donde el grupo terrorista supone una amenaza directa para la región.

El Consejo de Seguridad ha aclarado que la operación de este viernes "debilitaría aún más la capacidad de Estado Islámico para amenazar el Kurdistán" y ha afirmado que los peshmerga se han hecho con el control de la estratégica Dusera y de un tramo de la carretera principal de Kirkuk a Bagdad.

Los aviones de combate de la coalición han atacado decenas de posiciones de Estado Islámico, proporcionando apoyo a los peshmerga y destrozando un coche bomba, según las autoridades kurdas. Los peshmerga han emergido como un importante aliado de la coalición, haciendo que los insurgentes retrocedan en el norte de Irak y expandiendo su región, lo que Bagdad ha considerado una invasión del territorio bajo su jurisdicción.

El pasado verano, los kurdos se hicieron con el control de la disputada ciudad de Kirkuk después de que el Ejército iraquí abandonara sus bases, pero las zonas occidentales de la provincia como Hawija permanecen ocupadas por Estado Islámico. En los últimos seis meses, las fuerzas de seguridad kurdas han despejado más de 530 kilómetros del sur de Kirkuk en una serie de ofensivas.