Actualizado 20/02/2014 08:34 CET

Irán condena el doble atentado suicida en Beirut

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Siria ha condenado este miércoles "en los términos más firmes" el "cobarde" doble atentado suicida ejecutado durante la jornada contra un centro cultural iraní en la capital de Líbano, Beirut, que se ha saldado con al menos seis muertos y más de un centenar de heridos.

El primer ministro sirio, Wael al Halqi, ha indicado que "los estados que apoyan y financian el terrorismo son responsables del doble atentado en Beirut y de otros actos terroristas, que constituyen una fuente de inestabilidad y preocupación para Líbano, Siria y toda la región".

Así, ha pedido a Naciones Unidas que "cumpla sus obligaciones respecto al terrorismo, que amenaza al mundo, y adopte las soluciones necesarias para que los estados que respaldan el terrorismo dejen de hacerlo", según ha informado la agencia estatal siria de noticias, SANA.

Por su parte, el ministro de Información sirio, Omran al Zubi, ha sostenido que el terrorismo "ha de ser combatido de manera conjunta" y ha manifestado que "el terrorismo en Líbano e Irak es inseparable del que sacude Siria".

Al Zubi ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas y ha deseado una pronta recuperación de los heridos. Por último, ha resaltado que Israel "es el único que se beneficia de los ataques terroristas en Siria, Líbano e Irak".

EL DOBLE ATENTADO

El ataque, ejecutado por dos suicidas a bordo de sendos vehículos, se produjo a unos 20 metros de un centro cultural iraní y reventó también las ventanas de un orfanato cercano gestionado por una ONG suní.

"Escuchamos una explosión y después otra", ha relatado el trabajador de una tienda situada justo enfrente. Cerca de donde se produjo el atentado también se encuentra la Embajada de Kuwait y unos cuarteles del Ejército libanés.

Las explosiones han sido de tal magnitud que un vehículo ha terminado sobre el tejado de un edificio. Las víctimas, entre las que figuran varios menores de edad, también han quedado repartidas en un amplio perímetro.

El juez responsable de las investigaciones ha informado de que los terroristas --incluidos entre los seis fallecidos-- utilizaron un total de 160 kilos en el doble atentado.

El embajador iraní en Líbano ha confirmado que entre las víctimas figura un policía libanés que custodiaba el centro cultural, pero ha descartado que haya resultado herido algún trabajador de la legación diplomática.

El primer ministro de Líbano, Tammam Salam, ha lamentado en un comunicado que el "terrorismo" haya vuelto a golpear el país, pero ha advertido de que el Gobierno seguirá combatiendo con "determinación" contra las "fuerzas del mal" que perjudican el país y a sus ciudadanos.

REIVINDICACIÓN

Las Brigadas de Abdulá Azzam, grupo libanés vinculado con la organización terrorista Al Qaeda y responsable de varios atentados registrados en los últimos meses en Beirut, se ha atribuido las últimas explosiones. Los radicales suníes han llamado a la lucha contra Hezbolá por su apoyo en Siria al régimen de Bashar al Assad.

Según un comunicado de las Brigadas, los ataques de este miércoles suponen una "doble operación de martirio" en venganza por la implicación de Hezbolá en al guerra Siria. El grupo ha amenazado con cometer más ataques si el partido-milicia no retira su apoyo a Al Assad.

"Seguiremos, si Dios quiere, atacando a Irán y a su partido en Líbano para lograr dos demandas: una, que los combatientes del partido iraní salgan de Siria; dos, la liberación de nuestros prisioneros de las opresoras prisiones libanesas", ha subrayado la organización.

El líder del grupo, Majed bin Muhamad al Majed, falleció a principios de enero mientras se encontraba bajo custodia debido a una grave enfermedad renal que sufría, según la versión forense, confirmada por el Gobierno libanés.

Tras su muerte, las Brigadas Abdulá Azzam amenazaron con continuar sus ataques contra Irán y el partido-milicia chií libanés Hezbolá. En enero, la rama de Al Qaeda en el norte de África (AQMI) se unió a las advertencias y afirmó que ejecutará ataques contra Hezbolá "si continúa oprimiendo a los suníes".

Las Brigadas fueron fundadas en 2009 y se cree que tienen combatientes tanto en Líbano como en la península Arábiga. Su nombre recuerda a un colaborador palestino del exlíder de la organización terrorista Al Qaeda Usama bin Laden muerto por la explosión de una bomba en 1989. La unidad libanesa lleva como nombre Ziad al Jarrah, un libanés que participó en los atentados del 11-S en Estados Unidos.

En 2009, Al Majed fue condenado en ausencia en Líbano a cadena perpetua por su pertenencia a otro grupo terrorista, Fatá al Islam, también inspirado en Al Qaeda. Las Brigadas Abdulá Azzam son consideradas desde el año pasado como una organización terrorista por Estados Unidos.

Para leer más