Liberados tres cooperantes secuestrados en el noreste de Nigeria en diciembre

Publicado 16/01/2020 11:04:49CET
Campamento de desplazados en el noreste de Nigeria
Campamento de desplazados en el noreste de Nigeria - GETTY IMAGES / HANDOUT - Archivo

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Tres cooperantes así como algunos civiles que habían sido secuestrados a finales de diciembre en el noreste de Nigeria presuntamente por milicianos yihadistas han sido liberados este miércoles, según ha confirmado en un comunicado el coordinador humanitario de la ONU en este país, Edward Kallon.

Según los medios locales, que hablan de hasta cinco cooperantes liberados, estos habían sido secuestrados por el grupo terrorista Estado Islámico en África Occidental (ISWA), una escisión de Boko Haram, el pasado 22 de diciembre en la carretera entre Monguno y Maiduguri, la capital del estado de Borno, epicentro de la insurgencia.

Kallon ha expresado su "alivio" por la liberación de todos ellos este miércoles y ha asegurado que "ahora están a salvo". "Toda la comunidad humanitaria en Nigeria comparte la alegría de las familias, amigos y colegas de estos cooperantes, que ahora pueden descansar tras la inimaginable ansiedad de perder a sus seres queridos".

El coordinador humanitario ha subrayado que los cooperantes "trabajaban para dar apoyo vital a millones de los nigerinos más vulnerables" y "nunca deberían haber sido objetivo o haber tenido que pasar el trauma de ser secuestrados".

Kallon ha aprovechado su comunicado para expresar su preocupación por la "suerte de otros civiles secuestrados durante este incidente" y también por la trabajadora de Acción contra el Hambre (ACH) Grace Taku, secuestrada en julio pasado, y por Alice Loksa, que trabajaba para UNICEF cuando fue secuestrada en Rann en marzo de 2018. "Naciones Unidas y sus socios humanitarios piden su liberación inmediata y segura", ha reclamado.

Por otra parte, el coordinador de la ONU ha expresado su extrema preocupación por "el entorno crecientemente inseguro en el que trabajan los humanitarios para ofrecer asistencia urgente y vital a los civiles afectados por esta crisis". En total, 12 cooperantes fueron asesinados en 2019, una cifra que duplica la registrada en 2018.

En concreto, ha denunciado los crecientes controles de carreteras por parte de los grupos armados en las principales vías de suministro en Borno y Yobe, subrayando que "estos puestos de control exponen a civiles y humanitarios a mayores riesgos de ser asesinados o secuestrados".

Así las cosas, ha instado a todas las partes en el conflicto a proteger a los civiles, incluidos los cooperantes, y ha recordando que estos últimos últimos "y la asistencia que ofrecen a los más vulnerables supone la diferencia entre la vida y la muerte para comunidades enteras en los estados afectados de Borno, Adamawa y Yobe". Por ello, ha pedido que se garantice su seguridad y se les permita "suministrar sin restricciones la ayuda humanitaria".

Contador

Para leer más