Actualizado 12/07/2016 04:54 CET

Libia: Los cargos contra Saif al Islam son "demasiado graves como para ser perdonados"

Saif Al Islam Gadafi
REUTERS

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Presidencial de Libia ha recalcado este lunes que los cargos que pesan contra Saif al Islam, hijo del fallecido líder Muamar Gadafi, "son demasiado graves como para ser perdonados", en medio de las informaciones sobre su presunta liberación en el marco de una amnistía.

"Estos cargos no prescriben con el paso del tiempo ni están sujetos a perdones generales o específicos", ha recalcado en su comunicado, según ha informado el diario local 'The Libya Herald'.

El abogado de Saif al Islam, Karim Jan, aseguró la semana pasada que su defendido "logró su libertad el 12 de abril de 2016", agregando que "se encuentra bien y seguro en Libia". Asimismo, recalcó que la liberación "tuvo lugar en el marco de la ley".

Poco después, el comandante del batallón Abubakr al Siddiq, Ajmal al Atiri, confirmó la liberación, si bien el consejo municipal de Zintan y otra milicia de la ciudad rechazaron dichas afirmaciones y apuntaron que el hijo de Gadafi seguía encarcelado.

Saif al Islam fue condenado a muerte en julio de 2015, tras ser juzgado en rebeldía, toda vez que permanecía detenido en Zintan en manos de un grupo de milicianos que se negó a entregarle a las autoridades libias.

El hijo de Gadafi fue condenado por crímenes de guerra cometidos durante la revuelta de 2011 que acabó con el régimen del coronel, que murió a manos de milicianos rebeldes en Sirte el 20 de octubre de 2011.

Saif al Islam se encuentra requerido por el Tribunal Penal Internacional (TPI), que emitió una orden de arresto contra él en 2011 por crímenes contra la humanidad, asesinato y persecución.

Sin embargo, Jan adelantó que presentará una solicitud para que el caso sea declarado como inadmisible, argumentando que su cliente ya ha sido juzgado en Libia. "Está prohibido juzgar a una persona dos veces por el mismo delito", remachó.

En el juicio en el que fue condenado Saif al Islam también fueron sentenciados a muerte Abdulá al Senusi, que fue el jefe de Inteligencia, y Baghdadi al Mahmudi, ex primer ministro.