El líder de los rebeldes kokang niega que haya ciudadanos chinos combatiendo en sus filas

Publicado 25/02/2015 6:57:18CET

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El líder del Ejército de la Alianza Democrática Nacional de Birmania (MNDAA) --integrado por rebeldes kokang, miembros de la etnia china han--, Peng Jiaseng, ha negado este miércoles que haya ciudadanos chinos combatiendo en sus filas.

"No sería beneficioso y sólo nos dañaría", ha dicho en unas declaraciones concedidas al diario chino 'Global Times', antes de agregar que uno de los principios de su grupo es no aceptar a ciudadanos chinos.

"Haríamos frente a una enorme presión una vez que las autoridades chinas detectaran a cualquiera de sus ciudadanos participando en la guerra. Por ello, no permitimos a los chinos que se unan a ella", ha resaltado.

Los comentarios de Peng han llegado poco después de que las autoridades birmanas acusaran a los rebeldes kokang de recibir ayuda de mercenarios chinos, tal y como ha informado el diario 'South China Morning Post'.

Los últimos enfrentamientos en el área de Laukkai entre el Ejército birmano y el MNDAA estallaron el 9 de febrero, provocando que miles de civiles hayan huido de la zona, bien a zonas dentro del país o cruzando hacia China.

En respuesta, el presidente de Birmania, Thein Sein, declaró el estado de emergencia en la región de Kokang (este), lo que supone que durante los próximos tres meses se regirá por la ley marcial.

El propio Peng envió la semana pasada una carta abierta al presidente birmano para pedir el reconocimiento de su grupo, unos mayores derechos para los kokang y la apertura de conversaciones de paz.

En la misma, Peng aseguró "haber contribuido al desarrollo de la Región Especial de Kokang", y, pese a decir que "no pueden entenderse los motivos por los que se produjo el ataque contra el MNDAA en 2009", recalcó que "los kokang quieren ser parte del país".

La población kokang vive en la Región Especial de Kokang, ubicada al noreste del citado estado, y es en su mayoría descendiente de ciudadanos de habla china que emigraron a la zona en el siglo XVIII.

En respuesta, el ministro de Información, Ye Htut, subrayó que el Gobierno "no ve razones para tomar (la carta) en consideración", recalcando que la formación "es un grupo renegado kokang" y que no se acepta su participación en el proceso nacional de alto el fuego, que incluye a 16 grupos étnicos.

El MNDAA estaba integrado antiguamente en el Partido Comunista de Birmania, una guerrilla respaldada por China que combatió al Gobierno birmano hasta que se disgregó en 1989.

Los enfrentamientos entre los rebeldes y el Ejército en 2009 empujaron a decenas de miles de refugiados a cruzar al suroeste de China, desatando las críticas de Pekín.

Para leer más