Los líderes cristianos libaneses Geagea y Franjieh se reconcilian 40 años después de la masacre de Ehden

Samir Geagea y Suleiman Franjieh se reconcilian en un acto en Líbano
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 14/11/2018 23:47:29CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los líderes de Fuerzas Libanesas y el Movimiento Marada, Samir Geagea y Suleiman Franjieh, respectivamente, han celebrado este miércoles un acto de reconciliación para poner fin a sus diferencias, tras cerca de 40 años de tensiones entre estos dos partidos cristianos.

El encuentro ha estado mediado por el patriarca maronita, Beshara al Rahi, y ha sido celebrado en presencia de numerosos integrantes de ambos partidos, según ha recogido el diario libanés 'An Nahar'.

Al Rahi ha descrito el encuentro como "excelente" y ha destacado que "todos los que valoran la reconciliación, el diálogo y la paz por el destino del país están satisfechos" con la reunión.

"No podemos pensar en una unidad nacional completa si los maronitas no son parte de esta unidad. Siempre he estado contra una alianza entre dos, tres y cuatro partidos, ya que estamos con todo el pueblo y todas las instituciones estatales", ha valorado.

Tras el encuentro, celerado en Bkerké, sede del patriarcado de Antioquía de los maronitas, Geagea y Franjieh se han estrechado la mano, lo que ha llevado a Al Rai ha resaltado que la reconciliación ha estado "bendecida por Dios".

Las disputas entre Franjieh y Geagea datan de la masacre de Ehden, en 1978 --en medio de la Guerra Civil libanesa--, en la que fueron asesinados los padres del líder del Movimiento Marada, así como su hermana, que entonces tenía tres años, así como decenas de miembros de la formación.

La masacre fue ejecutada por milicianos de Falanges Libanesas, encabezadas por Bachir Gemayel, y de las que Geagea era uno de los líderes militares. Ante la negativa de Tony Franjieh de abandonar la casa se produjo un asalto en el que Geagea resultó gravemente herido.

La operación tenía como motivo vengar la muerte de un líder local de Falanges Libanesas un escuadrón enviado por Franjieh. Las negociaciones para solucionar la disputa no llegaron a buen puerto, lo que llevó a Gemayel a ordenar el asalto.

Geagea ha sostenido desde entonces que él no tuvo responsabilidad personal en la masacre de Ehden debido a que se encontraba hospitalizado en el momento de la matanza y no dio orden alguna.

Estas disputas se vieron reflejadas en la elección del presidente en 2016, cuando Fuerzas Libanesas respaldó al actual mandatario, Michel Aoun, mientras que el primer ministro, Saad Hariri, expresó su apoyo a Franjieh.

Contador