Los líderes europeos pactan responder a ciberataques con sanciones tras ataque frustrado ruso a la OPAQ

Publicado 18/10/2018 14:50:17CET

BRUSELAS, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han reclamado avanzar en el trabajo interno para crear un régimen de sanciones para responder a ciberataques tras el ataque frustrado ruso contra la Organización para la Prevención de las Armas Químicas (OPAQ) por parte de Países Bajos el pasado mes de abril, en cooperación con Reino Unido, y han confiado en que se avance "pronto" en sanciones concretas también contra los responsables de ataques químicos tras el ataque en Salisbury.

Reino Unido, que ha acusado a los servicios de inteligencia rusa de estar detrás de una serie de ciberataques a nivel mundial, y Países Bajos han presionado a sus socios para crear un régimen de sanciones específico para poder responder a ciberataques tras el ataque frustrado a la OPAQ, similar al que los Veintiocho acordaron crear este lunes para imponer sanciones a personas y entidades jurídicas responsables de ataques químicos, en Europa o fuera.

Los líderes europeos han condenado el ciberataque "hostil" contra la OPAQ y han comprometido reforzar su capacidad para "detectar, prevenir, frustrar y responder a actividades hostiles de redes de inteligencia extranjeras y otros actores malintencionados" en la UE y a través de Internet, incluido a través de "medidas restrictivas de la UE", cuyo trabajo piden "avanzar" en el texto de conclusiones que han adoptado en la cumbre para afianzar la seguridad interna.

También han reclamado medidas para "proteger los sistemas democráticos de la Unión y combatir la desinformación", incluido de cara a las elecciones a la Eurocámara en mayo y concluir las negociaciones sobre todas las propuestas en la mesa para reforzar la ciberseguridad "antes del final de la legislatura".

En el caso de la respuesta a ataques químicos, los líderes europeos piden la imposición "temprana" de sanciones a personas y entidades jurídicas "relevantes" tras la aprobación el lunes de un régimen específico para ello a raíz del ataque con un agente nervioso militar contra el exespía Sergei Skripal y su hija en Salisbury. La UE ya ha sancionado a varios altos mandos sirios por su implicación en ataques químicos, pero ligado al régimen de sanciones por la represión generalizada contra la población en Siria.

"La UE reforzará más su disuasión y resiliencia frente a las amenazas híbridas, cibernéticas, así como químicas, biológicas, radiológicas y nucleares", han resumido.

Pese al avance "real" de los últimos años para atajar la amenaza terrorista y el crimen organizado en la UE, los líderes europeos han reclamado poner en marcha "plenamente" las medidas acordadas, entre ellas, el registro de pasajeros aéreos y "reforzar la capacidad para prevenir y responder eficazmente a la radicalización y el terrorismo, en pleno respeto de los Derechos Humanos", así como "mejorar la interoperabilidad de los sistemas informáticos y bases de datos", incluido mediante una base común de identidades.

En particular, piden avanzar en la propuesta prioritaria de la Comisión para retirar el contenido terrorista de Internet en una hora y acordar antes del final de la legislatura soluciones para poder acceder a las pruebas electrónicas en otros países para combatir el terrorismo y el crimen organizado y a la información financiera de entidades bancarias para combatir el lavado de dinero.

También piden analizar la propuesta de Bruselas para ampliar el mandato de la Fiscalía Europea a la lucha antiterrorista y garantizar "recursos adecuados" para que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y las agencias de cooperación policial europea y judicial (Europol y Eurojust) puedan responder a las amenazas de las tecnologías, incluidos equipos conjuntos.