Macron asegura que "todas las opciones están abiertas" en el Sahel tras la muerte de 13 militares

Publicado 28/11/2019 17:51:46CET
Emmanuel Macron, presidente de Francia
Emmanuel Macron, presidente de Francia - Kay Nietfeld/dpa - Archivo

PARÍS, 28 Nov. (Reuters/EP) -

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha indicado este jueves que ha dado instrucciones al Ejército para que evalúe sus operaciones contra los milicianos yihadistas en el Sahel y "todas las opciones están abiertos" después de que trece militares galos murieran el lunes durante una misión de combate en un accidente de helicóptero.

En sus primeras declaraciones públicas después de que Francia sufriera el mayor número de bajas en un solo incidente en casi cuatro décadas, Macron ha sostenido que quienes buscan entender el coste de la misión de Francia en el Sahel deberían ser testigos de la ceremonia para honrar a los soldados muertos.

"Francia está actuando en el Sahel en nombre de todos", ha defendido Macron en rueda de prensa con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. "Nuestra misión allí es importante. Sin embargo, la situación a la que nos enfrentamos me obliga hoy a examinar todas nuestras opciones estratégicas", ha añadido.

Francia es el único país occidental con una presencia militar significativa que lleva a cabo operaciones antiterroristas en el Malí y en otras zonas del Sahel.

Macron ha dicho que ha indicado a su Gobierno y al Ejército que revisen en profundidad la naturaleza de las operaciones de Francia en la región. "Les he dicho que todas las opciones están abiertas", ha agregado.

Los trece militares franceses murieron el lunes tras colisionar los dos helicópteros en los que prestaban apoyo aéreo a las fuerzas en tierra que perseguían a un grupo de presuntos yihadistas.

A raíz del suceso, la presión sobre el presidente desde la oposición de izquierda y los expertos militares para que elabore un plan concreto para la retirada de los 4.500 efectivos en la región ha aumentado. En total, 38 soldados franceses han muerto en África Occidental desde que Francia envió tropas a Malí en 2013.

El miércoles, el jefe del Ejército reconoció que Francia nunca lograría la victoria sobre los milicianos vinculados a Al Qaeda y Estado Islámico en la región. El Gobierno galo niega que el país está atrapado en un conflicto imposible, pero las muertes de esta semana han renovado las comparaciones con la implicación militar de Estados Unidos en Afganistán.

El ministro de Exteriores maliense, Tiebile Drame, ha considerado injusta la comparación. "El Sahel es la frontera sur de Europa. Es normal que Francia tenga un interés", ha defendido en declaraciones a Radio France International.

Sin embargo, Francia se ha quejado a sus aliados europeos de que está soportando la carga de la operación antiterrorista de la que se benefician todos sus socios. Preguntado por el reparto de cargas, Macron ha replicado: "Si la gente quiere entender lo que significa 'compartir el coste', pueden venir el lunes a las ceremonias que Francia está organizando para los soldados muertos. Ahí verán el precio".

Contador

Para leer más