Actualizado 14/03/2014 22:53 CET

Maduro advierte de que "tomará medidas severas" contra las aerolíneas que reduzcan sus vuelos a Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
REUTERS

CARACAS, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha advertido este viernes de que tomará "medidas severas" contra las aerolíneas que reduzcan sus vuelos a Venezuela a causa de la ola de violencia que desde hace un mes recorre el país iberoamericano.

"No tienen ninguna excusa para reducir sus vuelos a Venezuel., así que aerolínea que reduzca (sus vuelos), tomaré medidas severas", ha dicho en la rueda de prensa que ha ofrecido hoy desde el Palacio de Miraflores.

Maduro ha aclarado, en un paso más, que "aerolínea que se vaya del país, aerolínea que no vuelve mientras seamos Gobierno". "Tendrán que derrocarnos", ha subrayado, según informa el canal venezolano Noticias24.

A este respecto, ha indicado que Venezuela "no tiene nada que temer" porque "tiene fuerza para sustituir (a las aerolíneas que se vayan)". "Para eso tenemos al nuevo Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicio Aéreo (Conviasa)", ha recordado.

El líder 'chavista' ha considerado que los rumores sobre la posible salida de algunas aerolíneas internacionales de Venezuela forma parte de la "guerra que le quieren hacer al país" desde "la derecha" de dentro y fuera de sus fronteras.

Así, ha despejado las dudas sobre el posible incumplimiento por parte de Venezuela. "Iremos pagando como se tiene que pagar. Nosotros somos buen paga, en 15 años aquí no ha habido una sola deuda legítimamente contraída que no se haya pagado", ha aseverado.

CRISIS VENEZOLANA

La crisis política en Venezuela se desató el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado 28 muertos, 365 heridos y cientos de detenidos.

Desde entonces, detractores y seguidores del Gobierno han marchado casi a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.

La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) ha ido un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.

Para leer más