Maksim, uno de los niños víctimas de los artefactos sin explotar en Ucrania

Actualizado 04/04/2015 8:47:13 CET
Maksim ha perdido una pierda por un artefacto sin explotar
Foto: UNICEF/I.SHTUKHARIN
  

Al menos 42 niños han perdido la vida en el este del país desde el pasado mes de marzo

   MADRID, 4 Abr. (Por UNICEF) -

   Empezó como cualquier otro día de juegos de niños. "Yo estaba con mis amigos en una cantera que se usa como campo de tiro; estábamos siete. Habíamos jugado allí muchas veces antes", recuerda Maksim de forma sombría, mientras yace en la cama de un hospital en su ciudad natal de Donetsk.

   "Localizamos una bomba de racimo que había quedado por ahí. Dos de mis amigos la cogieron y comenzaron a hacerse fotos con ella. El resto de nosotros dimos un paso atrás, porque teníamos miedo. Entonces mis amigos lanzaron la bomba en un agujero en la tierra".

   Lo que ocurrió a continuación permanece vívido en la memoria de Maksim y estará con él durante el resto de su vida.

   "En un primer momento, no ocurrió nada. Pero luego, unos diez segundos después, explotó. Cuando miré, mi pierna estaba rota y mi brazo... y dos de mis amigos yacían tirados, muertos". Los otros niños del grupo también resultaron heridos, algunos de ellos de gravedad.

RIESGO CRECIENTE

   El riesgo de muertes y heridas por las minas antipersona y los artefactos sin explotar es alto y va en aumento en la zonas afectadas por el conflicto en el este de Ucrania. Se registran incidentes de este tipo casi a diario.

   Al menos 42 niños han muerto y otros 109 han resultado heridos por minas terrestres y artefactos sin explotar en las regiones de Donetsk y Lugansk desde marzo de 2014. El número real de víctimas es probablemente superior si incluyera a las zonas no controladas por el Gobierno, donde el acceso humanitario es limitado.

Minas

Peligro minas. Foto: UNICEF/Haviv

   La retirada de minas y otros artefactos está en marcha en las zonas controladas por el Gobierno en las regiones de Donetsk y Lugansk, a manos del Servicio de Emergencias del Estado de Ucrania. Más de 33.000 artefactos han sido encontrados y retirados hasta ahora.

   La falta de información se suma al riesgo planteado por los explosivos para aquellos que viven en los territorios afectados por los conflictos.

CAMPAÑA DE CONCIENCIACIÓN

   En respuesta a esta terrible situación, UNICEF y sus socios han lanzado una campaña de concienciación sobre las minas y los artefactos sin explotar que llegará a 1.700 escuelas, 500.000 niños, cuidadores y profesores en las regiones de Donetsk y Lugansk antes de finales de 2015.

   En el marco de la campaña, mensajes de educación sobre riesgos son difundidos en formato impreso, vídeo y digital y los profesores y psicólogos de las escuelas son entrenados en la concienciación sobre el riesgo que plantean las minas.

Esquirlas

Médico muestra esquirlas que tenía Maksim. Foto: UNICEF/I. Shtukharin

  La primera fase de la campaña, dirigida a niños de 6 a 18 años, ya se ha completado. Esta campaña, desarrollada por UNICEF en cooperación con el Servicio de Emergencias del Estado y el Ministerio de Educación y Ciencia, ha llegado a 200.000 niños con materiales de información, incluidos pósters, octavillas y un vídeo animado.

   La segunda fase, que está ahora en marcha, ha sido desarrollada por UNICEF en cooperación con el Consejo del Refugiado Danés-Grupo Danés de Desminado. Esta fase busca reforzar la capacidad del Gobierno en el sistema de vigilancia de heridos por minas y artefactos sin explotar e incrementar la seguridad de los niños reforzando su conocimiento sobre los riesgos y motivando una conducta segura.

Para leer más