Publicado 29/11/2021 10:54CET

Manifestantes cortan carreteras en Beirut y otras ciudades de Líbano para protestar contra la crisis económica

Archivo - Protesta en Beirut contra la escasez de combustible en medio de la crisis económica en Líbano
Archivo - Protesta en Beirut contra la escasez de combustible en medio de la crisis económica en Líbano - Marwan Naamani/dpa - Archivo

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cientos de manifestantes han cortado este lunes calles y carreteras en la capital de Líbano, Beirut, y otras ciudades del país para protestar contra la profunda crisis económica y social y el encarecimiento de los productos básicos, que está empujando a parte de la población por debajo del umbral de la pobreza.

Las protestas, que han arrancado a las 6.00 horas (hora local) contra el deterioro de las condiciones de vida de la población, han incluido el corte de la circulación en el paseo marítimo de Beirut y la plaza de los Mártires, en el centro de la capital.

Así, una decena de manifestantes ha erigido una barricada en Beirut con neumáticos incendiados, una situación similar vivida en la localidad de Zuk Mosbé, donde ha sido cortada la autovía, según ha informado el diario libanés 'L'Orient le Jour'.

Por su parte, los manifestantes han cortado la carretera principal que conecta Trípoli, Minié, Deniyé y Akar, en el norte del país, con varias barricadas y el cruce de camiones en la vía, mientras que decenas de personas han cortado los accesos en la plaza Al Nur de Trípoli.

Los cortes de carreteras se han sucedido además en la ciudad de Saida (sur) y varias localidades de la región, en medio del despliegue del Ejército en varios puntos de la ciudad. "Hemos venido a protestar contra la clase política corrupta que ha robado los vienes del pueblo libanés y le ha hecho caer en el hambre", ha dicho un manifestante en Saida.

En este contexto, los manifestantes han coreado eslóganes como 'Pueblo libanés, baja a la calle y defiende tus derechos', 'Estamos en el infierno' o 'No tengo nada que perder', en una muestra del creciente malestar en el seno de la población libanesa ante la grave crisis económica y la falta de soluciones por el estancamiento político.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) alertó la semana pasada de un empeoramiento de la situación de los niños en Líbano ante el ahondamiento de la crisis económica que azota el país y recalcó que "la abrumadora magnitud de esta crisis debe ser una llamada de atención".

Líbano se encuentra sumido en una grave crisis política y económica ahondada por la pandemia de coronavirus y las explosiones de agosto de 2020 en el puerto de la capital, Beirut, que dejó más de 200 muertos y enormes daños materiales, lo que ha incrementado además la inestabilidad política.

El Banco Mundial ha señalado que la crisis es una de las peores en la historia moderna, en medio de las alzas de los productos básicos, los cortes de luz y el aumento del desempleo, que están provocando un aumento de la población en riesgo de caer por debajo del umbral de la pobreza.

Para leer más