Más de 300.000 niños sufren problemas psicosociales un año después de la guerra en Gaza

Actualizado 18/07/2015 9:10:21 CET
Una niña palestina en las ruinas de su vivienda
Foto: UNICEF/NYHQ2015-1712/EL BABA
  

UNICEF denuncia que Gaza ha recibido "menos del 2 por ciento" de los materiales que necesita para su reconstrucción

   MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Más de 300.000 niños palestinos siguen sufriendo problemas psicosociales derivados de la última guerra en Gaza, un territorio costero palestino que, hasta la fecha, ha recibido "menos del 2 por ciento" de los materiales que necesita para la reconstrucción de viviendas, escuelas e infraestructuras destrozadas por los bombardeos de las Fuerzas de Defensa de Israel.

   La jefa de la Oficina de UNICEF en Gaza, Pernille Ironside, ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que su organización está apoyando a los niños que han sufrido las consecuencias de la última guerra para que puedan recuperar la normalidad en las escuelas y en sus casas.

   "Más de 300.000 niños están sufriendo problemas psicosociales en Gaza del total de 373.000 niños afectados que se estimó inicialmente tras el final del conflicto. UNICEF ha estado apoyando la protección de los niños y las actividades psicosociales, incluidos el asesoramiento directo a grupos o de manera individual, la gestión de casos y la derivación al nivel comunitario de los niños que necesitan servicios adicionales y seguimiento", ha contado.

   Ironside ha explicado que, "un año después de los 51 días de conflicto en Gaza", "los niños continúan sintiendo el impacto en sus vidas a diario". "Miles de niños todavía están viviendo en casas parcialmente destruidas, están recordando constantemente la grave violencia a la que sobrevivieron. Muchos todavía están afligidos por la pérdida de sus seres queridos: sus padres, sus hermanos, familiares y amigos que no volverán a ver nunca", ha señalado.

   En este sentido, ha indicado que algunos niños están afrontando "la pérdida de una extremidad" u otras discapacidades que han sufrido "como consecuencia de la guerra". "Las familias son más pobres debido al alto nivel de desempleo (43 por ciento) y a la falta de oportunidades de subsistencia, lo que crea más estrés y tensión en el entorno familiar. En general, la vida en Gaza es muy difícil para los niños estos días", ha advertido.

   "Todo esto está afectando a su bienestar psicológico y emocional, lo que también impacta negativamente en el rendimiento académico de muchos estudiantes en las escuelas", ha asegurado.

   La operación de las Fuerzas de Defensa israelíes 'Margen Protector' dejó miles de casas destruidas en la Franja de Gaza y acabó con la vida de más de unos 2.100 palestinos, de los cuales más de 500 eran niños, según datos de Amnistía Internacional. En el lado israelí, los ataques del grupo terrorista Hamás acabaron la vida de 67 militares y seis civiles.

LA RECONSTRUCCIÓN DE MÁS DE 12.000 CASAS NO HA COMENZADO

   Sobre la situación de las viviendas destrozadas en el conflicto, Ironside ha asegurado que "la reconstrucción de más de 12.600 casas" que quedaron destruidas en el conflicto "todavía tiene que comenzar", "prolongando las dificultades que viven unas 100.000 personas, de las cuales la mitad son niños".

   "Ha llegado menos del 2 por ciento de los materiales de construcción del total que se necesitan para reconstruir Gaza. Las familias luchan por arreglárselas frente a una de las mayores tasas de desempleo del mundo, un 44 por ciento, y con la inseguridad alimentaria en el 73 por ciento", ha contado.

   La responsable de UNICEF ha señalado que el "bloqueo" israelí sobre Gaza "ha reducido" su Producto Interior Bruto (PIB) "en un 50 por ciento" y ha dejado a "un 80 por ciento de la población dependiendo ahora de la ayuda humanitaria". "Los niños y sus familias todavía no tienen o tienen limitado el acceso a servicios básicos como electricidad, agua limpia (el 95 por ciento del agua de acuíferos de Gaza no es apta para el consumo), atención sanitaria y educación de calidad", ha afirmado.

   En cuanto a la situación de los niños en materia de escolarización, ha explicado que la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos y el Ministerio de Educación palestino están trabajando para "garantizar que todos los niños que solían ir a escuelas que quedaron destruidas o gravemente dañadas o que han tenido que cambiarse a otro barrio porque su casa estaba destruida han sido integrados en otras escuelas próximas".

AULAS CON MÁS ALUMNOS Y ESCUELAS CON DOBLE TURNO

   "Todos los que eran aptos para ir a la escuela en el curso 2014-2015 lo han hecho en Gaza para continuar con sus estudios", ha indicado. Tras la última guerra, Ironside ha señalado que el tamaño de las aulas ha "aumentado" para acoger a cerca de 40 estudiantes por clase y "en torno al 90 por ciento de las escuelas en Gaza operan con un sistema de doble turno para que los estudiantes solo vayan cuatro horas al día a clase por la falta crónica de escuelas en Gaza, incrementada como resultado del conflicto".

   La jefa de la Oficina de UNICEF en Gaza ha afirmado que su organización está ayudando a los adolescentes palestinso por medio de "iniciativas sociales de emprendimiento" para equiparles como "agentes del cambio positivo en su comunidad". Con ese objetivo, la agencia de Naciones Unidas ha puesto en marcha "iniciativas basadas en las tecnologías y respetuosas con el Medio Ambiente, los medios sociales, la concienciación y el apoyo entre iguales".

   "Para los niños que están afrontando su trabajo en la escuela, UNICEF está trabajando con el Ministerio de educación para darles clases de apoyo y tutorías, además de actividades de recreativas", ha explicado. Sobre la situación de los niños que resultaron heridos en los bombardeos israelíes, ha explicado que 3.370 niños sufrieron heridas en el conflicto y que la mayoría de ellos fueron atendidos en Gaza, salvo un número "muy limitado" que tuvo que ser tratado fuera del territorio costero palestino

   Ironside también se ha referido a los problemas de malnutrición en la Franja de Gaza y ha advertido de que "el 57 por ciento de la población" sufre "inseguridad alimentaria" y depende de la ayuda alimentaria. En este sentido, ha contado que UNICEF está colaborando con las madres gazacíes que tienen hijos recién nacidos para que puedan alimentarles con leche materna, contando con el apoyo de una "red de matronas comunitarias.

   "Este año se conmemora el vigésimoquinto aniversario de la Convención de los Derechos del Niño. La Convención estipula claramente que todos los niños, en cualquier lugar, tienen derecho a la infancia, a ser educados, a estar saludables y a desarrollarse. UNICEF está trabajando mucho para reparar el daño causado a las vidas de los niños en Gaza y garantizar que se respetan los derechos de los niños", ha contado Ironside.

   UNICEF, según ha subrayado, "está sobre el terreno dirigiendo las intervenciones humanitarias para ayudar a los niños a recuperarse de la última guerra; reparando los servicios de agua y proporcionando infraestructuras de agua; rehabilitando escuelas dañadas, aportando educación de apoyo para muchos estudiantes que han bajado sus resultados tras la guerra; dando apoyo social y psicológico; aportando servicios sanitarios para las madres y los recién nacidos; ayudando a los niños a desarrollar sus facultades".

   "Desde el sufrimiento y la desesperación hasta la esperanza y la oportunidad. UNICEF está trabajando mucho para reparar el daño causado a las vidas de los niños en Gaza, para ayudar a las familias y niños a tener resistencia y que se respeten sus derechos", ha concluido.

Para leer más