Mauritania.- El Gobierno español condena el golpe y confía en la inmediata liberación de presidente y primer ministro

Actualizado 06/08/2008 18:42:40 CET

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha condenado el golpe de Estado perpetrado esta mañana en Mauritania y ha confiado en que se produzca la "inmediata liberación" del presidente y del primer ministro, así como el "restablecimiento de la normalidad democrática".

La Embajada de España en Nuakchott se mantiene en "contacto permanente" con la colonia española en el país, compuesta por unas 150 personas --la mayoría cooperantes y religiosos residentes en la capital-- y ha constatado que su situación es de "tranquilidad", informó en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Fuentes diplomáticas habían informado anteriormente de que la situación en las calles de Nuakchott era de relativa tranquilidad y de que no se habían escuchado disparos.

También el Ministerio del Interior se ha puesto en contacto con el contingente de guardias civiles destinados en Nuadibú (norte del país), segunda ciudad en importancia de Mauritania, y ha constatado "normalidad" en su situación, informaron a Europa Press fuentes del departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba.

En todo caso, Interior mantiene abierta una línea permanente de contacto con el contingente de Guardia Civil, la Embajada en Nuakchott y el Ministerio de Asuntos Exteriores, precisaron las fuentes consultadas. De la seguridad de la Embajada, que por el momento no se ha visto afectada por el golpe de Estado, se encarga un grupo de agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

En estos momentos hay destacados en Nuadibú alrededor de 25 agentes del Instituto Armado en funciones de vigilancia de las costas mauritanas para prevenir la salida de cayucos. La mayoría prestan servicio a bordo de la Patrullera Río Duero y un grupo más reducido lo hacen pilotando un helicóptero que sobrevuela la zona para divisar las embarcaciones que ponen rumbo a Canarias.

La legación mantiene puntualmente informado de la evolución de los hechos al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, que ya se encuentra en Beijing como cabeza de la delegación política que representará a España en la ceremonia de inauguración de los Juegos.

El jefe de la Guardia Presidencial mauritana, general Mohamed Ould Abdelaziz, destituido esta mañana junto a otros tres altos cargos militares, ha liderado el levantamiento. Abdelaziz había formado parte, al igual que los otros golpistas, de la junta militar que tomó el poder hace justamente tres años en otro golpe de Estado.

Los militares han constituido un Consejo de Estado presidido por el propio general Abdelaziz y han anunciado la destitución del primer presidente elegido democráticamente en la historia de Mauritania, Amal Mint Cheikh Abdallahi, quien en su momento llegó a ser considerado el "títere" de la junta militar de 2005.

Abdallahi realizó una visita oficial a España a finales de julio, poco después de que Moratinos se desplazara a Mauritania dentro de una gira por todos los países del Magreb en un viaje en el que agradeció a las autoridades mauritanas su colaboración en la lucha contra la inmigración y anunció la voluntad de España de reforzar esa cooperación.