Publicado 11/06/2015 11:48

El mediador de la ONU en la crisis de Burundi abandona el diálogo

BUYUMBURA, 11 Jun. (Reuters/EP) -

El enviado especial de Naciones Unidas para la región de los Grandes Lagos, Said Djinnit, que había asumido las tareas de mediación para tratar de resolver la crisis política en Burundi, ha abandonado esta última responsabilidad por razones que, oficialmente, no han trascendido.

Djinnit había sido criticado por la oposición burundesa, que acusaban al mediador de parcialidad a favor del Gobierno de Pierre Nkurunziza. Un portavoz de la misión de la ONU en el país africano se ha limitado a confirmar que Djinnit dejará su labor como "facilitador del diálogo" aunque permanecerá como enviado regional.

El mediador saliente ha agradecido en un comunicado la cooperación de todas las partes durante las conversaciones, en las que dijo haberse implicado "con imparcialidad". Ya dimitido, ha insistido en la necesidad de que Gobierno y oposición sigan trabajando para "crear las condiciones" en las que puedan celebrarse elecciones "libres, justas, inclusivas y pacíficas".

Burundi ha sido escenario de semanas de protestas después de que el presidente decidiese aspirar a un tercer mandato. La inestabilidad ha llevado al aplazamiento de varias de las fases del proceso electoral, de tal forma que los comicios parlamentarios se celebrarán ahora el 26 de junio y los presidenciales el 15 de julio.

Más información