Un medio kurdo denuncia la muerte de uno de sus periodistas en un bombardeo turco en Siria

Publicado 13/10/2019 20:17:56CET
El periodista de ANHA Saad al Ahmad, muerto en un bombardeo turco en el norte de Siria
El periodista de ANHA Saad al Ahmad, muerto en un bombardeo turco en el norte de Siria - ANHA

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La agencia de noticias kurda Hawar ha denunciado la muerte este domingo de uno de sus periodistas, Saad al Ahmad, fallecido en un bombardeo de la aviación turca cerca de Ras al Ain. Otros cuatro informadores han resultado heridos.

Al Ahmad viajaba con un convoy de civiles procedente de Qamishli que se dirigía a Ras al Ain, en la frontera con Turquía, para expresar su condena a la invasión turca, ha informado Hawar.

"Esta tarde el convoy de civiles de Qamishli y Tal Tamer hacia Serekaniya (Ras al Ain) ha sido bombardeado por aparatos de la ocupación turca. En consecuencia, nuestro corresponsal Saad al Ahmad, que viajaba acompañando al convoy, ha recibido martirio y nuestro corresponsal Muhamad Akinci ha resultado herido", ha indicado Hawar.

Además, Hawar denuncia otros tres periodistas más heridos en bombardeos turcos: Ersin Çaksu, Bircan Yildiz y Rojbin Ekin.

Esta información casa con la proporcionada previamente por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que ha informado de la muerte de nueve personas --entre ellos cinco civiles-- en un bombardeo de la aviación turca cerca de Ras al Ain.

El director del Observatorio, Rami Abdulrahman, ha explicado que el bombardeo era contra una concentración de civiles llegados a Rasal Ain desde Qamishli para demostrar su apoyo ante la ofensiva militar de Turquía contra las milicias kurdo-árabes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Un portavoz de las FDS ha confirmado que "un convoy civil" ha sido atacado, aunque no ha concretado si hay víctimas de este ataque ni si hay milicianos entre ellas.

Turquía ha lanzado su ataque contra las FDS tras recibir el "visto bueno" del presidente estadounidense, Donald Trump, que ha retirado a las tropas norteamericanas que combatían junto a las FDS contra los restos del Estado Islámico en la región.

Las FDS son las fuerzas armadas de la autoproclamada Federación Democrática de Siria del Norte, que controla el noreste de Siria tras ocho años de guerra civil en el país. La columna vertebral de las FDS son las Unidades de Protección Popular kurdas (YPG), consideradas por Turquía una organización terrorista afín al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Hasta ahora la presencia de las FDS había sido tolerada por el Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, concentrado en acabar con el último reducto de los rebeldes apoyados por Turquía y otros países árabes en el norte del país.

Para leer más