Al menos 14 civiles muertos por una redada de las fuerzas especiales de Afganistán en Nangarhar

Publicado 24/10/2018 16:19:03CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Al menos 14 civiles murieron en una redada llevada a cabo a última hora del martes por las fuerzas especiales de Afganistán en el distrito de Rodat, en la provincia de Nangarhar (este), según han informado este miércoles diversas fuentes a la prensa local.

Una "fuente creíble" ha contado a la agencia de noticias Pajhwok que efectivos de la segunda unidad de las fuerzas especiales irrumpieron por la noche en Rodat. Un líder tribal ha precisado que los agentes afganos registraron hasta tres casas.

Una fuente de la Dirección de Seguridad Nacional ha explicado que la unidad especial buscaba a varios miembros de Estado Islámico identificados como Qudratulá, dedicado a la fabricación de bombas, y Sharif, a cargo de cuestiones financieras, entre otros.

La misma fuente ha afirmado que los dos han muerto junto a once miembros de sus familias, mientras que otros seis terroristas han sido detenidos con vida. La televisión afgana Tolo, por su parte, ha elevado el balance de víctimas mortales a 17 civiles.

El portavoz del Gobierno provincial ha confirmado a Pajhwok 14 civiles muertos. Las fuentes consultadas por la agencia de noticias precisan que entre los fallecidos hay un bebé de cuatro meses. "¿A quién tengo que culpar por esto?", ha planteado Subhanulá, un residente local que ha perdido a ocho familiares.

Los habitantes de Rodat realizaron una protesta espontánea con la que cortaron durante cuatro horas la autopista que conecta Jalalabad y Torjam. "Muerte a Estados Unidos" y "larga vida al islam", gritaron los manifestantes, de acuerdo con Pajhwok.

Por su parte, el subcomisario de Policía Ghulam Mujabi Qai ha confirmado a la prensa que el operativo de seguridad se saldó con once civiles muertos y ha indicado que ya hay una investigación en marcha.