Ascienden a 20 los muertos en un atentado contra hazaras en el oeste de Pakistán

Funeral en Pakistán
REUTERS
Actualizado 12/04/2019 20:26:04 CET

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El balance de muertos a causa del atentado perpetrado este viernes contra miembros de la comunidad hazara en la capital de la provincia de Balochistán, Quetta, ha ascendido a 20, según han confirmado las autoridades.

El subinspector general de la Policía Abdul Razzaq Cheema ha confirmado el balance de víctimas y ha subrayado que el ataque iba dirigido contra la comunidad hazara, una minoría chií.

Así, ha señalado que las víctimas mortales son nueve miembros de esta comunidad, un soldado y diez personas que se encontraban en la zona en el momento de la explosión, que ha dejado además cerca de 50 heridos, tal y como ha recogido el diario paquistaní 'Dawn'.

"El ataque tuvo lugar contra una tienda de verduras. Un artefacto explosivo improvisado fue colocado en un saco lleno de patatas. Nuestros expertos dirán si fue activado con temporizador o por control remoto. Están ahora investigándolo", ha indicado.

Los heridos han sido trasladados al Centro Médico Bolan para recibir tratamiento y se ha declarado la emergencia en los hospitales de la zona. "Hemos gestionado el transporte para que los hazaras que han resultado ilesos en el ataque puedan regresar", ha indicado el alto mando policial.

El primer ministro paquistaní, Imran Jan, ha expresado su tristeza por el ataque, que ha condenado "firmemente". "He pedido una investigación inmediata y aumentar la seguridad para la gente", ha dicho, en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha tildado el atentado de "acto cobarde" y ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas, así como al Gobierno y a la población de Pakistán.

"Naciones Unidas expresa toda su solidaridad con el Gobierno de Pakistán en su lucha contra el terrorismo y el extremismo violento", ha dicho el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric.

La zona de Hazarganji, en Quetta, ha sufrido varios ataques en anteriores ocasiones. Los vendedores hazaras son conocidos por vender verduras y frutas en sus propias tiendas. Las autoridades les ponen escolta por el riesgo a que sufran ataques.

Por otra parte, un civil ha muerto y otros diez han resultado heridos a causa de una explosión registrada en el área de Chaman, también situada en Balochistán, según fuentes policiales. La bomba había sido colocada en una motocicleta.

El ministro principal de Balochistán, Jam Kamal, ha condenado el atentado y ha resaltado que "la seguridad estará en alerta en las ciudades sensibles", antes de pedir a las fuerzas de seguridad "firmes medidas de seguridad".

Contador

Para leer más