Al menos 30 civiles muertos y más de 40 heridos en un ataque aéreo en el este de Afganistán

Actualizado 19/09/2019 12:49:06 CET

Las fuerzas militares de EEUU confirman el bombardeo pero dicen que ha sido "un ataque de precisión" contra Estado Islámico

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El menos 30 civiles han muerto y otros 45 han resultado heridos como consecuencia de un ataque aéreo perpetrado en la noche del miércoles al jueves en una zona en la que se estaba procediendo a la recogida de la cosecha de cacahuetes en la provincia de Nangarhar, en el este de Afganistán, según ha informado la cadena de televisión Tolo.

Un responsable de los servicios de seguridad afganos ha contado a la cadena de televisión Ariana que el ataque aéreo, que ha tenido lugar en el distrito de Joghyani, ha sido obra de fuerzas militares extranjeras y que ha matado a al menos 25 recolectores de cacahuetes en el sur de la provincia de Nangarhar.

Los trabajadores alcanzados por el bombardeo estaban en plena recogida de cacahuetes. Fawad Jan, jefe de la Policía del distrito de Jogyani, ha contado que se han recuperado al menos 25 cadáveres que han sido trasladados a un hospital cercano y que todas las víctimas del ataque aéreo son civiles.

Por su parte, un portavoz de las fuerzas militares de Estados Unidos en Afganistán, el coronel Sonny Legget, ha confirmado el bombardeo pero ha asegurado que se ha tratado de un "ataque de precisión contra terroristas de Estado Islámico" completado en las primeras horas del jueves.

"Somos conscientes de las acusaciones por muertes de no combatientes y estamos trabajando con autoridades locales para determinar los hechos para garantizar que esto no es una estratagema para desviar la atención de los civiles a los que han matado los talibán en un hospital en Zabul", ha asegurado el coronel Legget.

Nangarhar es una de las provincias más inestables del este de Afganistán por la presencia de milicianos talibán y de Estado Islámico en varios distritos, incluido el de Jogyani. A comienzos de septiembre, las fuerzas especiales afganas mataron por error a cuatro hermanos de una misma familia en una redada nocturna en la ciudad de Jalalabad, la capital de la región de Nangarhar.

Tras esa operación, el jefe de la agencia de Inteligencia afgana, Mohamad Masom Stanekzai, presentó su dimisión y el presidente del país, Ashraf Ghani.

Contador

Para leer más