El MILF entrega algunas de las armas que arrebató a la Policía tras el enfrentamiento en Maguindanao

Publicado 18/02/2015 7:51:31CET

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Frente Moro de Liberación Islámico (MILF) ha entregado este miércoles algunas de las armas que arrebató a la Policía durante el enfrentamiento que mantuvieron en Maguindanao a finales de enero, según ha informado la cadena de televisión filipina ABS-CBN.

Según estas informaciones, el grupo armado ha devuelto un total de diez armas de fuego, entre ellas un arma automática y nueve rifles de carabina. Las autoridades esperan que sean entregadas otras seis armas.

Un total de 44 agentes y ocho rebeldes murieron en los enfrentamientos, que la Policía ha descrito como un "desencuentro" durante una operación para arrestar a dos milicianos que se habían refugiado con los combatientes del MILF.

El ministro del Interior, Manuel Roxas, detalló que la Policía estaba intentando capturar a dos miembros relacionados con Al Qaeda cuando se encontraron con un grupo de rebeldes que pensaron que la operación estaba dirigida hacia ellos, tras lo que se desencadenó el enfrentamiento.

Por su parte, el líder de los rebeldes que ha participado en las negociaciones de paz, Mohagher Iqbal, criticó lo ocurrido aunque prometió cumplir con lo acordado. "Entraron en nuestra zona y nos atacaron, ¿qué vamos a hacer?", se preguntó. "Lo que ocurrió fue en defensa propia", explicó.

Tras 45 años de enfrentamientos con los rebeldes musulmanes, en un país de mayoría cristiana, el Gobierno y los milicianos han llegado a un acuerdo por el que están dispuestos a disolver su formación y entregar las armas a cambio de un gobierno autónomo.

Aunque el Gobierno de Filipinas y los rebeldes firmaron la tregua en marzo de 2014, el acuerdo final aún se está elaborando. La siguiente etapa del proceso consiste en que el Senado redacte una ley sobre la autonomía de la región, un acuerdo que pondría fin a una lucha en la que han muerto unas 120.000 personas y ha dejado 2 millones de desplazados.

Los esfuerzos por llevar la paz a la isla han aumentado las esperanzas para el desarrollo de una región rica en recursos minerales pero abandonada por los inversores extranjeros.

Para leer más