Actualizado 25/07/2012 18:26 CET

Los milicianos que han ocupado puestos de control entre Siria y Turquía son grupos afines a Al Qaeda

MOSCÚ, 25 Jul. (Reuters/EP) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha afirmado este miércoles que los milicianos rebeldes sirios que han tomado el control de algunos puestos en la frontera entre Siria y Turquía pueden ser aliados de la red terrorista Al Qaeda.

Lavrov ha expresado de esta forma sus dudas sobre que el Ejército Libre Sirio esté detrás de la toma de control de estos puestos, como se informó la semana pasada.

"De acuerdo con algunas informaciones, estos puestos no han sido tomados por el Ejército Libre Sirio, sino por grupos relacionados directamente con Al Qaeda", ha indicado en conferencia de prensa.

"Lo estamos comprobando", ha indicado el ministro, que ha sugerido que los países occidentales no deberían alegrarse porque los opositores al presidente sirio, Bashar al Assad, se estén haciendo con el poder de algunas zonas de ese país.

"Si nuestros socios apoyan estos procesos --la toma de territorios por parte de terroristas-- nos gustaría que nos contestaran sobre qué posición tienen en Siria, qué están intentando conseguir en el país", ha indicado.

Moscú ha acusado a los países occidentales de impulsar las revueltas contra Al Assad en vez de presionar a los grupos opositores para que abandonen la violencia, ya que muchos grupos que luchan contra las fuerzas de seguridad sirias con islamistas radicales.