El ministro de Finanzas de Kenia, detenido en una operación histórica contra la corrupción en el Gobierno

Publicado 22/07/2019 12:19:34CET
Ministro de Finanzas de Kenia, Henry Rotich
Ministro de Finanzas de Kenia, Henry RotichREUTERS / BAZ RATNER

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Finanzas de Kenia, Henry Rotich, ha sido arrestado este lunes y será imputado junto a otras 27 personas por cargos de corrupción y malversación en la construcción de dos proyectos hidráulicos, en el marco de una operación anticorrupción sin precedentes en el país africano.

A Rotich se le acusa de hasta ocho cargos, desde malversación de fondos hasta conspiración para defraudar, relacionados con su papel en la construcción de dos presas a cargo de la compañía italiana CMC Di Ravenna.

Las presas de Kimwarer y Arror fueron presupuestadas en 440 millones de euros. Sin embargo, el Ministerio de Finanzas acabó destinando a estos proyectos unos 600 millones independientemente de los resultados, según los documentos del caso.

La detención de Rotich, la primera que se efectúa contra un ministro en el cargo en toda la historia del país, le obliga a dimitir inmediatamente de su puesto, según ha precisado el jefe de la investigación y director de la Fiscalía, Noordin Haji, en rueda de prensa recogida por la cadena keniana KTN.

Junto a Rotich serán imputados otros 27 altos cargos públicos y privados, entre ellos el director de la compañía italiana, Paolo Porcelli, el secretario de Rotich en el Ministerio de Finanzas, Kamau Thugge, o el inspector general de corporaciones estatales Titus Muriithi.

"Todos ellos han quebrantado la ley bajo el disfraz de una transacción comercial legítima. Colosales cantidades de dinero han sido desviadas de manera ilegal e injustificable a través de un plan coreografiado por funcionarios, instituciones y compañías privadas", ha denunciado Haji.

La acusación de Rotich puede causar estragos entre la élite política, nada acostumbrada a medidas semejantes contra la corrupción, en un caso que también pone de manifiesto el distanciamiento entre el presidente, Uhuru Kenyatta, y el vicepresidente, William Ruto.

Rotich fue nombrado a petición del vicepresidente, que espera recibir la nominación de la coalición de Gobierno para las elecciones a la Presidencia del país en 2022, cuando Kenyatta habrá cumplido dos mandatos y no podrá volver a postularse.

Sin embargo, la persecución contra Rotich ha causado malestar no solo en el vicepresidente, sino en la etnia kalenji, a la que ambos pertenecen, amenazando con extender el conflicto más allá de las líneas políticas.

Haji, en respuesta, aseguró que su investigación no obedece a intereses partidistas ni mucho menos quiere alimentar la tensión étnica en el país. "Los corruptos siempre intentan contraatacar, y hay elementos que intentan explotar estas acusaciones para instigar el descontento social. Hay que tener cuidado", ha avisado.

Para leer más