El ministro del Interior sudafricano se niega a dimitir a pesar de las acusaciones de perjurio

Malusi Gigaba, ministro del Interior de Sudáfrica
REUTERS / MIKE HUTCHINGS
Publicado 04/11/2018 17:50:18CET

JOHANNESBURGO, 4 Nov. (Reuters/EP) -

El ministro del Interior de Sudáfrica, Malusi Gigaba, se ha comprometido a luchar "hasta el final" después de que el principal organismo anticorrupción del país recomendara abrirle expediente disciplinado por perjurio al mentir bajo juramento sobre una operación llevada a cabo por una adinerada familia del país dentro del aeropuerto de Johannesburgo.

Esta familia, los Oppenheimer -- dueña de la compañía de diamantes De Beers --, pretendían abrir un servicio especial de inmigración para gente adinerada en una terminal privada. Un tribunal declaró en 2017 que Gigaba cometió perjurio al asegurar que nunca dio permiso para abrir este servicio

El miércoles, el fiscal Busisiwe Mkhwebane ordenó al presidente del país, Cyril Ramaphosa, que disciplinara a Gigaba por perjurio, en lo que el ministro considera un ataque político para forzar su dimisión.

"Si me dejo disciplinar, significará que he bajado los brazos ante este plan retorcido. No. Que vengan a por mí. Voy a luchar hasta el final", ha declarado el ministro en comentarios a City Press.

Esta acusación se suma a las últimas complicaciones que ha atravesado Gigaba en los últimos días. La semana pasada denunció haber sido objeto de chantaje por un video de contenido sexual que se filtró después de que denunciara que su teléfono había sido pirateado.