Archivo - El presidente iraní, Ebrahim Raisi, a la izquierda, en la Asamblea General de la ONU.
Archivo - El presidente iraní, Ebrahim Raisi, a la izquierda, en la Asamblea General de la ONU. - Iranian Presidency/ZUMA Press Wi / DPA - Archivo
Actualizado: miércoles, 5 julio 2023 20:06

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La misión de investigación del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas sobre la situación en Irán ha manifestado este miércoles su preocupación por la posible aprobación de un proyecto de ley que implicaría "castigos más severos" para las mujeres y niñas iraníes en caso de no cumplir con la ya de por sí estricta normativa sobre el código de vestimenta islámico.

La presidenta de la misión, Sara Hossain, ha indicado durante una intervención ante el consejo que Irán "debe poner fin cuanto antes a la represión ejercida contra los manifestantes que protestan de forma pacífica y acabar con la ola de ejecuciones y detenciones masivas" a raíz de las protestas registradas tras la muerte de la joven Mahsa Amini, de 22 años, en septiembre de 2022.

"Debe respetar, cumplir y proteger los derechos de la población de Irán, especialmente de las mujeres y niñas", ha indicado, según un comunicado de la propia misión, que ha alertado de un posible "deterioro" de la situación en el país si "no se toman medidas" para frenar la violación de Derechos Humanos.

Así, ha señalado que han pasado diez meses desde que Amini falleció tras ser detenida por violar el código de vestimenta islámico iraní. "El derecho de su familia a la verdad y la justicia sigue sin materializarse y nos preocupa que la investigación abierta en Irán se haya quedado corta", ha aseverado Hossain.

En este sentido, ha matizado que "siguen llegando informaciones sobre abusos y violaciones en relación con estas protestas" y ha recalcado que el Gobierno iraní ha anunciado la exoneración de unas 22.000 personas. "Entendemos que estas personas han sido obligadas a admitir su culpa y a prometer que no llevarían a cabo actos similares en el futuro, lo cual viola su derecho a la libertad y la libre asociación", ha puntualizado la misión en un comunicado.

Asimismo, ha indicado que al menos 26 personas han sido condenadas a muerte en relación con las protestas desde noviembre de 2022, mientras que decenas más han sido imputadas. En total, siete personas han sido ejecutadas en el país desde la muerte de Amini.

"Los castigos severos continúan para aquellos que se vean involucrados en las protestas, incluso si ejercen derechos protegidos por el Derecho Internacional", ha lamentado Hossain, que ha lamentado que "existen muchas informaciones de acoso sufrido por familiares que solo buscan justicia para sus seres queridos".

Por otra parte, ha hecho alusión a los envenenamientos sufridos por niñas en varios colegios del país, algo que, ha dicho, "está siendo investigando también por su equipo" para discernir sin son actos "orquestados como una forma de castigar a las menores de forma preventiva para evitar que acudan a estas manifestaciones".

Leer más acerca de: